Juan Martínez Ferra 

 

Oaxaca. Sin respeto a la sana distancia y a pesar de su alto encargo en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el ex panista Manuel Espino Barrientos encabezó este domingo un acto político en Oaxaca, en que además hubo destapes.

El acto donde acudieron cientos de personas, muchas de ellas sin cubrebocas bajo una lona pequeña, se realizó en un centro social ubicado en la avenida Ferrocarril de Santa Lucía del Camino, donde el actual Comisionado del Servicio de Protección Federal, dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, presidió el acto proselitista.

Ahí, también rodeado en el presídium de al menos 10 personas, una pegada de otra, y arremolinada la gente en su entorno, muchos de ellos priistas afiliados a la CTM y al Sindicato Libertad, gritó nombres de quienes podrían ser candidatos a presidentes municipales y gobernador en los próximos comicios.

Aunque se dijo fanático de la Cuarta Transformación y seguidor de Morena, expuso que actualmente los partidos políticos no importan, sino los nombres y las personas.

Por eso, sostuvo, los miembros de la llamada agrupación Ruta Cinco, postulará a sus candidatos por el partido que sea, así sea el PRI, el PRD, el PAN o Morena e incluso de forma independiente.

En el encuentro estuvo también el cuestionado ex presidente municipal de Pinotepa Nacional y ex diputado federal Carlos Camacho Sarabia, quien llevó acarreados de diversos puntos del estado.