EXCELSIOR

Oaxaca.- El abuso sexual es una realidad que enfrentan las personas desde su primera infancia hasta la adultez, por ello, la importancia de enseñarles a niñas y niños el conocimiento, respeto y cuidado de su cuerpo.

Se considera abuso sexual infantil cuando una persona de la misma o mayor de edad, los obliga a tener contacto sexual a través de caricias, besos o tocamientos; a ver y escuchar pornografía o exhibir los genitales y/o a manifestar cualquier comportamiento tipo sexual.

Quienes llegan a cometer abuso sexual por lo general emplean su poder, autoridad y fuerza, así como el engaño y la mentira; puede ser un familiar, conocido de la familia, vecino, profesor, cuidador e incluso el padre o la madre.

Si estás al cuidado de algún niño, niña o adolescente, debes mantenerte alerta ante cualquier cambio de conducta, pues puede ser señal de que sufre algún tipo de abuso sexual y es la manera de expresarlo.

Se debe poner atención a lo que los menores de edad comenten y creerles lo que dicen, además nunca dejar de poner atención y siempre estar al pendiente de sus conductas, las actividades que realizan y las personas con quienes conviven.

Para prevenir el abuso sexual infantil podemos llevar a cabo la siguiente serie de consejos:

Enseña a tus hijas e hijos cuáles son sus partes privadas.

Diles que nadie puede tocarles sus partes privadas y que ellos tampoco deben tocar el cuerpo de otra persona.

Explícales que si alguien toca sus partes privadas o les hace sentir incómodas e incómodos deben contarle a alguien, y por ninguna razón se queden calladas, aún cuando reciban amenazas de quien lo hizo.

Fomenta una relación de confianza para que tu hijo o hija puedan recurrir a ti, si algo ocurre.

Escucha activamente a tus hijas e hijos, eleva su autoestima y confianza e incentiva a que expresen sus sentimientos.

Asegúrate que la casa tenga un ambiente de protección y cuidado para la niña, niño o adolescente.

Evita dejar a tus hijas e hijos demasiado tiempo solos.