Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. A pesar del alto número de contagios por Covid-19 que registra Oaxaca, el presidente municipal de San Pedro Ixtlahuaca, Manuel Duarte Pérez, otorgó permiso para la realización de festividades religiosas masivas, según denunciaron pobladores.

Con ello, el edil de dicha comunidad podría ser llevado a juicio político y revocación de mandato por desacatar los ordenamientos en materia de salud, falta ya sancionada por el Congreso del Estado de Oaxaca.

Según la denuncia en video y fotografías, alrededor de las cinco de la mañana iniciaron las festividades en honor a San Lucas, donde participaron al menos 500 personas, muchas de ellas sin cubrebocas.

La fiesta comprendió misa y un festival con disfrazados, con banda de música, que recorrieron las calles de la población, cercana a la capital del estado, poniendo en riesgo la vida de los habitantes, por lo cual la Secretaría de Salud iniciará las acciones legales correspondientes.