OAXACA. Fue inaugurada este sábado 17 de octubre la 40 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO), que hasta el 30 del mismo mes ofrecerá de manera virtual 170 actividades como presentaciones literarias, charlas, conciertos, talleres, obras de teatro entre otras, para públicos de todas las edades.

Vania Reséndiz Cerna, presidenta de Fondo Ventura, asociación civil organizadora de esta fiesta de las letras, ofreció un mensaje de bienvenida en que abordó las motivaciones para celebrar la 40 FILO en un año tan complejo, entre otras, el cariño de equipo organizador y público. “En estos momentos muchas veces genera incertidumbre, pero también puede provocar movimiento, acción, reflexión o pausa”, expresó.

Sobre el futuro, tema que atraviesa y guía gran parte de la programación de esta feria, señaló la utilidad de las letras en la tarea de reflexionar el mundo deseado. “Espero que los libros les lleguen a sus hogares y que las y los acompañen en este camino, y que nos animen a pensar y repensar a donde queremos ir, con quién y cómo”. Invitó al público a compartir las actividades de la feria con sus seres cercanos.

Guillermo Quijas-Corzo López, director general de la FILO, señaló también la pertinencia de realizar este festival al menos de forma virtual. “Hoy todos estamos preocupados por nuestra salud y la de nuestras familias, por la economía, por la distancia tan grande que hay entre nosotros. Por ello creemos necesario imaginar mecanismos que nos permitan reencontrarnos. Los libros, la lectura y la cultura pueden ayudarnos a ello”.

“Nuestro proyecto está en un proceso de transformación, el más importante de nuestra trayectoria: una reflexión ambiental, laboral, estratégica. Vamos a intentar impulsar un proyecto sustentable, pues además ante la baja y el recorte de presupuestos necesitamos encontrar mecanismos para financiarlo en un futuro cercano”. Quijas-Corzo López apuntó que el criterio para esta nueva etapa será el vínculo con las comunidades de Oaxaca y la industria editorial latinoamericana.

“Esta feria es ya parte del patrimonio cultural de las oaxaqueñas y las oaxaqueñas. En esta edición una vez más el mundo enfrenta grandes retos, pero también tenemos claro que serán las ideas y reflexiones las que nos permitan innovar en la nueva normalidad, la cultura es sinónimo de conocimiento y ha sido el gran motor de desarrollo de la humanidad”, dijo en un mensaje en video Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca.

Al finalizar el acto inaugural, se ofreció Conversaciones, un proyecto de Fondo Ventura para la 40 FILO, con la participación de Selva Almada, Juan Pablo Villalobos y Cristina Rivera Garza, tres de las voces más relevantes de la literatura hispanoamericana actual. Las y el autor compartieron textos donde abordan la forma en que han asumido la escritura durante y después del confinamiento. Desde sus respectivos espacios y contextos, narraron el desarrollo de su quehacer en medio de un presente a veces incierto.

La 40 FILO se desarrollará hasta el 30 de octubre con actividades divididas en programas para atender de manera especializada a cada público de acuerdo a sus edades, ocupaciones e intereses. Así, se ofertarán el Programa Literario, FILO Jóvenes, FILO Chamacos, Bebeteca FILO, Suena la FILO y Programa de Profesionales. La programación completa se puede consultar en sus redes sociales y en la página web www.filoaxaca.com

Alma Guillermoprieto y Leila Guerriero reflexionan sobre periodismo en la pandemia

Las periodistas Alma Guillermoprieto y Leila Guerriero conversaron sobre aquellos temas que han sido ignorados por el periodismo contemporáneo en la charla ¿Qué historias contar?, ofrecida como parte del ciclo Todos los futuros posibles de la 40 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). Fueron acompañadas por Javier la Fuente como moderador.

En el marco de la pandemia de COVID19, Guerriero consideró que no se ha abordado cómo se vive esta emergencia sanitaria en espacios como hospitales psiquiátricos o centros de rehabilitación, así como se ha hecho con asilos. “¿Cómo afecta esto a esa gente?, o a los adictos. Todo eso está invisibilizado, hay que hacer un esfuerzo desde el periodismo por tratar situaciones de vulnerabilidad”, declaró la argentina.

Guillermoprieto coincidió con su colega y agregó que “por falta de costumbre en nuestras diferentes tradiciones no ha habido mucha reportería alrededor de los hospitales. No se ha abordado la situación de los médicos que se han enfermado, que han muerto, las condiciones de vida de enfermeras y enfermeros”. Señaló que “también nuestra falta de tradición en cubrimiento de ciencias es lamentable, y nosotros que somos los traductores para los lectores no sabemos explicarle al público de donde viene esta pandemia”.

La ganadora del Premio Princesa de Asturias ahondó en la situación de desinformación en torno a la pandemia, y la cual considera ha pasado por ciclos. “Todo eso es un reflejo de una pandemia general de desinformación y de un renacer de la desconfianza en las evidencias medibles comprobables, a una necesidad de mitología. Estaba pensando en todas las etapas por las que pasamos en América Latina en que queremos líderes que nos cuenten cuentos y no empleados de gobierno aburridos que nos digan las cosas”.

Sobre el mismo tema, Guerriero apuntó que esta desinformación tiene que ver también con la forma en que los gobiernos han asumido la crisis. “Es algo que no tiene que ver con el covid sino que la situación sanitaria de cada país fue aprovechada por su gobierno para llevar agua a su molino”. Señaló también la falta de responsabilidad con que se vierte información en las distintas redes sociales, de la que dijo “son grandes difusores de odio, fake news, mitos, la gente se olvida de discutir lo que importa y se ponen a discutir cosas a nivel personal que no llegan a ningún acuerdo”.

Al respecto de lo que nos espera después de esta crisis sanitaria, Guerriero aseguró que “el mundo que nos viene es un mundo complicado, el racismo, la xenofobia, las fronteras, todo eso se va a ver tremendamente exacerbado. La desinformación, el miedo al extraño, a extranjero” dijo al considerar que el miedo al otro se puede agravar debido a la pandemia ya que ahora conllevará también el temor a su estado de salud, producto de los malos servicios sanitarios en los países pobres.

Todos los futuros posibles es uno de los ciclos que forman la programación Literaria de la 40 FILO. Busca abordar temas de interés general a la luz de los acontecimientos más recientes que han impactado en la humanidad.

Terry Tempest Williams en la 40 FILO

La estadounidense Terry Tempest Williams, autora de 14 libros y defensora del medio ambiente, participó en una conversación con la escritora mexicana Isabel Zapata en el marco del ciclo Escrituras para reinventar el presente de la 40 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO). Esta charla pasó de temas como la naturaleza y su defensa, hasta la maternidad y las historias familiares.

“Creo que ahora más que nunca, y de forma global, nuestras voces necesitan ser escuchadas. Necesitamos hablar el lenguaje que las mujeres hablamos cuando no hay nadie ahí para corregirnos. Y pienso que si el mundo va a ser sanado, lo será precisamente a través de las voces y las historias de mujeres”, dijo al inicio de la charla Tempest Williams, quien se congratuló de tener a Zapata como interlocutora.

La autora ofreció su significado de “casa” ante una pregunta de Zapata. “Creo que “casa” es donde mi corazón se abre más completamente, donde los huesos de mis ancestros están enterrados, donde me encuentro con el mundo. Claro que esto ha cambiado durante la pandemia”. Agregó que estos meses de encierro han sido difíciles ya que “por un lado, yo estaba conviviendo con la belleza y la paz, por el otro, estaba conviviendo con el terror y la incertidumbre”.

Sobre el tema de la pandemia, habló un poco sobre la situación de su país, Estados Unidos. Todo esto ha estado mezclado con la actitud de nuestro presidente: ver las mentiras, ver cómo no se ha preocupado en lo más mínimo por la gente y cómo sólo ha estado interesado en su posición política. Hemos rebasado las 200,000 personas, compañeros ciudadanos que han muerto. Y él no ha reconocido la extensión de nuestro dolor como nación. Eso ha sido difícil. Yo diría que en mi país estamos en una especie de guerra civil fría: estamos divididos, hay injusticias raciales, protestas en la calle, el oeste del país está en llamas”.

Tempest Williams se ha distinguido por su interés en el entorno natural y defensa de éste. Al respecto dijo que “pensamos que estamos separados de la tierra, de la naturaleza, y eso es lo que nos ha traído a este momento de crisis climática, porque no vimos que mientras estábamos dañando la Tierra, estábamos también dañando nuestros propios cuerpos y que esto era un peligro para nosotros”.

Apuntó que más allá de tener esperanza en un cambio en la situación medioambiental, tiene esperanza en la tierra. “Precisamente porque la Tierra resurgirá de nuevo —de sequías, de incendios, de inundaciones, de huracanes— tengo que creer que nosotros también lo haremos. Y que estamos aprendiendo ahora, que estamos erosionando y evolucionando al mismo tiempo. Que este momento de resquebrajamiento puede ser nuestro despertar. Y ahí es donde mi esperanza surge”.

La maternidad fue otro de los puntos en que se ahondó. Tempest Williams habló desde su decisión de no ser madre biológica y relató una anécdota al respecto: “una mujer Navajo, una mujer nativa, que me dijo, cuando yo estaba en mis veintes, que hay dos tipos de madres: las “madre maíz” que dan a luz hijos, y perpetúan esa vida, y hay “madres arcoíris”, que dan a luz ideas. Yo me di cuenta a una edad temprana de que sería una “madre arcoíris” y que daría a luz a mis ideas”.

La conversación completa entre Isabel Zapata y Terry Tempest Williams puede ser vista de nuevo en el Facebook @FILOaxaca, así como todos los eventos de esta edición virtual.