Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.  El Consejo Indígena Popular de Oaxaca (CIPO) vio satisfecha sus demandas por parte del Gobierno del Estado, por lo cual este medio día retiraron su plantón del Palacio de Gobierno.

De acuerdo con su dirigente Miguel Cruz Moreno, sostuvieron una reunión de trabajo con el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien instruyó a sus funcionarios a dar atención y seguimiento a sus demandas sociales.

De la misma manera, buscar los mecanismos para que se garantice el retorno a la entidad de Raúl Gatica Bautista, quien se encuentra exiliado en el extranjero.

Una vez que se retiraron de sus manifestaciones, que iniciaron el pasado lunes, los integrantes del CIPO se trasladaron a la sede del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, en la calle Heroico Colegio Militar de la colonia Reforma en la ciudad de Oaxaca.

Lo anterior en apoyo al pueblo otomí, que desde el pasado 12 de octubre mantiene tomada la sede nacional de ese instituto en la capital del país.

Ello con la finalidad de exigir al oaxaqueño y director del INPI, Adelfo Regino Montes, que cumpla a cabalidad con su labor y respete a los pueblos indígenas de México, así como atienda sus demandas.