Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- Pero fue por mediación de la Secretaría General de Gobierno del Estado en que se dieron los acercamientos para buscar solución a la problemática.

Fue desde el 12 de octubre en que los pobladores de dicha comunidad iniciaron su protesta con el bloqueo a la carretera federal 200, a la altura de dicha población, para exigir a las autoridades federales la atención a personas que fueron damnificadas por los sismos de 2017 pero que a la fecha no han sido atendidos.

Según relataron, los titulares de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), se han negado a atender las demandadas que desde hace tiempo atrás han venido solicitando.

De la misma manera, la presidenta municipal, del partido Morena, Vilma Martínez Cortés, no ha intervenido ante la Federación, a pesar de que son de la misma filiación política.

Denunciaron la burla que han sufrido de Marisol Cruz López de SEDATU y Maira Vásquez Licona de CONAVI, quienes han mostrado poco interés para atender la problemática.

Por lo cual, fue bloqueada dicha carretera que comunica a la región del Istmo con la Costa oaxaqueña y finalmente despejada esta mañana.