Oaxaca.- Existen muchas fundaciones que aparecen de un momento a otro y otras que van creando un camino de ayuda constante, como por el ejemplo “Alas en el corazón; quienes desde el 2016, nació para ayudar y construir sueños de todo Oaxaca y principalmente de los habitantes de Santa Lucía del Camino. 

La Asociación Civil quien es presidida por Bety Santos, fue fundada por Juan Carlos García Márquez, quienes juntos forman una familia ejemplar que buscan el bien común sin fines de lucro y por ello crearon Alas en el Corazón que lleva cuatro años ayudando y en este 2020 no descansaron; claro siempre con las medidas de seguridad sanitaria.

Actualmente existen 42 integrantes del equipo alas; hombres y mujeres que son bondadosos y buscan a quien ayudar no con dádivas, sino con apoyo para impulsarlos y así recobran su confianza para ser generadores de su propia economía y poder ayudar a sus familias por medio del autoempleo.

El proyecto fue pensado por y para las familias de Santa Lucía del Camino; pero en este 2020 se expandieron aún más; ya que fue la primera fundación que ayudó con despensas a muchos habitantes que en redes sociales solicitaban ayuda y el “amigo Juan Carlos” como muchos lo reconocen, acudió a ayudarlos como por ejemplo los integrantes del Circo Atayde.

Posteriormente, realizó diversas videconferencias con profesionales de la salud, para ayudar a mitigar un poco el encierro derivado por el confinamiento del COVID-19; así también realizó cursos por esta vía, para que mujeres y hombres pudieran aprender a realizar gelatinas artísticas y pudieran vender y obtener dinero; teniendo una buena participación.

Otro ejemplo es la inauguración del taller de costura de Delfina Jiménez; quién ahora buscará multiplicar su producción de vestidos y prendas de vestir; generando empleos y reactivando la economía del municipio; ella se ubica en calle Canal del Rosario número 602, col. 25 de enero.

Pero este año, Juan Carlos García Márquez siendo testigo que muchos animalitos deambulan en las calles en busca de alimento; creo el Club “Patitas con alas”; la cual es un esfuerzo entre los vecinos de diversas colonias de Santa Lucía del Camino y la Asociación; la cual instalaron comederos y bebederos a perritos, la cual es vigilada por vecinos y auspiciadas por Alas en el Corazón.

De igual forma, en el marco del cuarto aniversario, se llevó a cabo la pinta de un mural relativo al club patitas, donde jóvenes artistas del Movimiento Arte Urbano de Santa Lucía del Camino mostraron su talento una vez más y embellecieron con mucho color dicho lugar.

Así también, hace unos días inauguraron una panadería comunitaria, ubicada en el la colonia Víctor Bravo Ahuja, donde cuatro emprendedores que tomaron un curso de panadería artesanal que fue brindada por la fundación Alas de manera gratuita, hoy ven su sueño construido y ayudarán vendiendo pan económico a los vecinos y darán cursos gratuitos para multiplicar esta acción.

Juan Carlos García Márquez y Bety Santos invitan a las y los ciudadanos a que se sumen a la Asociación Civil Alas en el Corazón, para que sus sueños se construyan en comunalidad y por el bien de Santa Lucía del Camino.