Juan Martínez Ferra 

Oaxaca.- Sin embargo, desde las propias sesiones 71 y 73 del Sindicato Nacional de la Secretaría de Vectores exhibieron los excesos de algunos líderes sindicales, que utilizan las camionetas para uso personal y hasta para sus vacaciones.

Según denunciaron sus mismos compañeros, la protesta surgió luego que desde hace meses se les han venido levantando actas administrativas y suspendido a funcionarios, así también, las autoridades de salud han iniciado procedimientos en la Contraloría ante las irregularidades y malos manejos que han venido llevando a cabo los dirigentes.

En próximos días incluso serán presentados por las autoridades de los SSO a los nuevos coordinadores de dicho programa en las regiones, ya que los anteriores fueron removidos por distintos actos de abuso de poder.  

Un ejemplo de las irregularidades es que Guillermo Díaz hermano de uno de los manifestantes, ha volcado vehículos oficiales en estado de ebriedad.

Así también, la hija de Alejandrino Villar, dirigente de la sección 73, usa las camionetas para salir de día de campo, usando gasolina y recursos públicos que son de la salud de los oaxaqueños.

Incluso aquí también hay factura de servicio que le realizaron a vehículo de Félix Ramírez Hernández, secretario de Organización del Comité Ejecutivo de la Sección 73 del SNTSA, la cual fue por una cantidad de más de 25 mil pesos, dinero que pagó la Secretaría de Salud de Oaxaca.

Aseguraron que todo esto es el verdadero motivo de la movilización de ayer y hoy, ya que les molesta que esos privilegios se han retirados, sin considerar que usan vehículos para trasladar material de construcción particular abusando de sus facultades.

Por lo pronto, mantienen paralizadas todas las actividades de los Servicios de Salud en materia administrativa y con lo cual está en riesgo el pago de la quincena del próximo fin de semana.