HERALDO DE MÉXICO 

Oaxaca.- En las últimas semanas se ha visto un interés por la venta de billetes, esto después de que se diera a conocer que piezas, como el nuevo billete de 100 pesos de Sor Juana Inés de la Cruz se oferta en miles de pesos. Sin embargo, no es el único papel moneda que los coleccionistas buscan.  

De acuerdo a los expertos, el “boom” de la venta de billetes y monedas en sitios de internet se dio en la pandemia debido a que los eventos de neumanistica no pudieron ser realizados. En ellos los coleccionistas se reúnen para cotizar sus piezas y ofrecerlas, pero esta vez tuvieron que recurrir a la venta online.

Los más buscados

El Banco de México está renovando sus billetes, por lo que ya está en circulación la nueva familia F. Con estos nuevos diseños, el moneda anterior a este adquiere mayor valor entre los coleccionistas, muy pronto saldrán de circulación lo que causará que sea difícil conseguirlos.

Entre estos se encuentran el de 20 pesos de Benito Juárez, los billetes viejos el de 100 pesos de Nezahualcóyotl, que alcanza un valor de casi 10 veces mayor a su denominación y el de 500 de Frida Kahlo que a nivel internacional se vende en cerca de mil 300 pesos mexicanos, así como el billete de mil pesos con la imagen de Miguel Hidalgo, que alcanza los 14 mil pesos en sitios web.

Los billetes emitidos con motivo del 75 aniversario del Banco de México también son muy buscadas. La colección está integrada por los billetes de veinte, cincuenta, cien, doscientos y quinientos pesos.

Los llamados “nuevos pesos” con la imagen de Lázaro Cárdenas, Andrés Quintana Roo, Cuauhtémoc y Plutarco Elías Calles, así como las 13 piezas de fabricación nacional: AA y A, representativos de la unidad monetaria que estuvo en vigor hasta el 31 de diciembre de 1992, llegan a valer mucho más, pues hay escasas.

Hay que recordar que para que los billetes se pueden vender por miles de pesos cuando están en buen estado, son una pieza rara, hay pocas en circulación, son conmemorativas, no fueron usadas, son seriadas o bien tener un error de impresión.