Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. A partir de este 2 de enero, el ayuntamiento panista de Zimatlán de Álvarez iniciará la aplicación de multas de hasta 200 pesos y cárcel preventiva a quienes no utilicen cubreboca.

Además, refuerza el control sanitario de acceso al municipio de la región Valles Centrales, imponiendo medidas estrictas, entre ellas, la suspensión total del ambulantaje y el comercio, además de impedir toda clase de festejos.

“El gobierno municipal de Zimatlán de Álvarez, a través de la regiduría de salud informa a toda la población en general que debido al incremento acelerado de contagios de covid-19, los horarios de apertura de cierre de los comercios deberán ser respetados de acuerdo al semáforo epidemiológico en el que nos encontramos: Naranja. 

Tendremos un periodo de resguardo a la salud a partir del 2 de enero del 2021, con las siguientes acciones:

Cierre de las entradas principales de la población; Uso obligatorio de cubre bocas Lavado de manos, gel o desinfectante; Sanciones a todo tipo de aglomeraciones de acuerdo a la ley; Está prohibido el ambulantaje; No portar cubrebocas será acreedor de una multa de 200 pesos o cárcel preventiva” detalló en un comunicado.