Juan Martínez Ferra 

Oaxaca. Ante la ingobernabilidad que prevalece en el ayuntamiento, un grupo de elementos de la policía municipal de Salina Cruz, Oaxaca, continúa inconforme y este martes tomó el cuartel de la corporación, para correr a un comandante.

Los elementos se arremolinaron hoy en dicha sede para destituir –sin tener facultades para ello– a José M. Escobar, alias “El Chaquiste”, presuntamente por cometer diversos actos de corrupción.

En su lugar designaron a Leonardo Vargas, a quien dijeron que obedecerán las órdenes que dicten.

Mientras tanto, el edil Juan Carlos Atecas no ha dado la cara al respecto y según su versión oficial, el problema del paro de los policías ya fue arreglado, a pesar de que un importante grupo de uniformados continúa en rebeldía.

En tanto que la inseguridad se acrecienta más en dicha ciudad y puerto y los asaltos a comercios y a transeúntes son cotidianos y a la luz del día.