Oaxaca.- Entre la raza, el infeliciaje nacional se dice: “pues le dio frío” cuando es claro que la gente tiene miedo o terror y estamos en los tiempos del frío no solamente porque perdemos empleos y recursos, las familias andan apuradas y descontroladas, pareciera que los políticos andan mucho más preocupados por los puestos y presupuestos que por resolver los graves y urgentes conflictos que padecemos los mexicanos, es decir, ellos si andan “calientes”, tanto es así que llegan a ponerse de vacaciones ante la sorpresa de miles de médicos que efectivamente andan boqueando y agotados, encabronados y desilusionados porque no hay controles y los contagiados aumentan y por tanto destruyen mucho más el débil sistema de salud con el que operamos, pero les vale, el cinismo es amplio porque al final de cuentas el que manda manda y tiene preferencias por sus consentidos, y así pues ellos pueden hacer lo que les venga en gana, total, para eso andan calientitos y se tienen que medio enfriar…. Por aquello de las vacuna súper congeladas…

         Yo no sé si los altos funcionarios que ahora nos gobiernan han tenido alguna vez que formarse en los centros de empeño y esperar a que los hampones de las casas de empeño calculen con cuánto nos van a joder y cómo se pueden quedar con las piezas que se empeñan, total, el que necesita pues le entra a todo y hasta puede empeñar los calzones si es necesario, el caso es que ahora también se tiene uno que formar en las mañanas, aguantando el frío y el llanto y la desesperación, rogando que nos podamos obtener algunos pesos ya no para andar de juerga sino para medio comer. La neta, es brutal cuando uno tiene solamente algunos pesos y espera los milagros para poderle seguir y no hay más, los gastos siguen iguales y las opciones malas porque los políticos en vez de reflexionar y atender a los empresarios y comerciantes que efectivamente cumplen con las normas pues les cierran con el pretexto de que deben impedir la movilidad entre la población, cuando ellos son los que deben imponer los sistemas para que esto no suceda pero les vale, ellos no tienen frío, ellos cobran cada quincena a tiempo y pueden incluso, como sucede en Nuevo León y otros sitios, pues recibir algunos pesos por concepto de “mordidas”, pues si el que tiene que tomar las determinaciones no sabe qué hace, menos le importa lo que pase en la calle, así cierran empresas y el gobernador explica que pues es necesario porque con ello impide la contaminación de más gentes, cuando en la realidad, las gentes desesperadas por no perder sus empleos y los empresarios y comerciantes que andan ya en la quinta chía a punto de cerrar pues complican las cosas, y en vez de hacer fluir los empleos, los recursos y los sistemas de sanidad los destrozan, los políticos con sus ocurrencias y tonterías no pierden nada, al contrario, ganan porque al presionar pues algo les llega de lo que siguen siendo los altos niveles de corrupción.

         Seguramente los políticos no sufren ni se desesperan por sus empleos, los tienen seguros, más cuando son consentidos y apapachados, incluso cuando la misma jefa de gobierno declara que: ante la “pandemia y lo grave de la misma no hay tiempo para andar de vacaciones”, pero pues ella consciente de su obligación sabe que lo que debe hacer es estar “al pie del cañón” y no andar de vacaciones para enfriarse, porque en algunos lugares pues en realidad que se calientan porque los fifís los critican y denuncian y pues eso no lo admiten y se convierten en insensibles y cínico, total el frío es para el infeliciaje y los jodidos, los burócratas traen buenas chamarras y lana en el bolsillo…

         Y es tal el frío y la pobreza y necesidades que existen en las casas que además de hacer un recuento de lo que puede ser “empeñable”, por vez primera también conté cada una de las pastillas de los cinco medicamentos que debe de tomar para controlar el daño en el corazón mientras tengo y ahorro para poder hacer el tratamiento real y no el de control. Pues sí, conté cada una de las pastillas y me angustié al pensar que no tendría para terminar el mes con los medicamentos adecuados y tendría que investigar si podrían sustituirse con los “similares” y la realidad es que cuando menos la experiencia me indica que cuando he tomado similares pues no es lo mismo, pero el ahorro es enorme, y a pesar de que me dicen en la política y la publicidad de que la atención medica es gratuita pues no la veo ni la logro tener, así que me jodo, y si anteriormente me calentaba, pues ahora me da mucho frío cada vez que tengo que recurrir a la medicina privada y a la compra de medicamentos caros, porque ya no hay de otros…

         A veces comento con algunos empresarios y comerciantes que andan en la punta de la navaja, están a punto de cerrar porque no tienen de otra y porque las ocurrencias de los políticos en vez de brindarles facilidades para operar y continuar con sus empleados y negocios cumpliendo todas las normas sanitarias, pues son los que se ven afectados porque los demás no las cumplen, y los políticos en vez de controlarlos y obligarlos a que las cumplan pues cierran a los que sí las cumplen, y ahí comienzan los problemas que calientan en verdad porque esos que no cumplen pues siguen funcionando o hacen como que la virgen les habla, y con unos pesos que sueltan por ahí aparecen en las casas particulares los famosos “casinos clandestinos y tables y centros de prostitución y bares clandestinos” y todo sigue igual, porque al final de cuentas los políticos le hacen al “tío Lolo” y ellos siguen ganando y agandallando mientras los empresarios y comerciantes pues se van mucho al carajo, fríos en verdad, lastimados y destruidos sus sueños y esfuerzos de muchos años, pero eso no importa porque al final de cuentas andan en la grilla y la polaca y para buscar los puestos y presupuestos y para ello no necesitan a los empresarios ni comerciantes que son honestos y leales con sus clientes y sus negocios, no, requieren de los que mueven y manipulan a los del comercio callejero que es el que hace bola y quita el frio en las concentraciones, no importando el que se contaminen muchos más, total los que pagan las curaciones son ellos mismos y los que ponen los muertos y enfermos son ellos, y los médicos pues hay, como los chinitos, nomás “milando”…como se desgastan y mueren, mientras los burócratas de la salud andan paseando.