REPORTE INDIGO

Oaxaca.- Desde niño, Rodolfo Castellanos vivió en un ambiente de cocina, pues su madre Evelia Reyes siempre estuvo al frente de un comedor familiar, en el que él trabajó y aprendió.

Después de estudiar y trabajar en importantes restaurantes de Francia y Estados Unidos, en 2011 abrió su propio local, Origen, en la capital de Oaxaca. Desde entonces ha enfrentado y superado bloqueos de maestros y crisis económicas.

En 2016 ganó el primer lugar en el programa de TV Top Chef México, que le dio reconocimiento a nivel nacional e internacional.

Ahora trabaja en conjunto con su equipo para hacerle frente a la pandemia y seguir ofreciendo su propuesta de comida oaxaqueña contemporánea al mundo.

Para él, parte del secreto de salir adelante es ser el líder que su equipo necesita. “Uno no se puede dar el lujo de andar medio agachandón enfrente de tus propios colaboradores. No les puedes decir: no se puede.”