La semana pasada quedó pendiente de comentar quien sería el campeón de la Serie del Caribe 2021, no hubo sorpresa, ganó invicto el representante de República Dominicana, dominó de principio a fin, muy merecido, Águilas Cibaeñas ha obtenido su sexto trofeo en este mini torneo de gran prestigio.

¿Cómo nace esta competencia que se juega en la primera semana del mes de febrero de cada año llamada Serie del Caribe? Vale la pena revisar cuales fueron sus orígenes y su evolución hasta llegar a la gran fiesta que es actualmente donde participan los equipos campeones de las ligas más importantes de Latinoamérica.

El primer antecedente es encontrado en 1946 cuando fue presentada la Serie Interamericana de Béisbol impulsada por un promotor venezolano, los equipos invitados fueron los Sultanes de Monterrey de la Liga Mexicana de Béisbol, All Cubans representando a la isla de Cuba, los Brooklyn Bushwicks de los Estados Unidos y los anfitriones, Cervecería de Caracas por Venezuela.

Los norteamericanos fueron los campeones de las tres primeras ediciones, todas jugadas en Caracas Venezuela, el experimento fue tan interesante que motivó al nacimiento en 1948 de la Confederación de Béisbol del Caribe que agrupaba a cuatro países con ligas profesionales, Cuba, Panamá, Puerto Rico y Venezuela.

En 1949 inicia la conocida como Serie del Caribe con los equipos campeones de cada país, la Serie Interamericana que se jugaba en Caracas se desarrolló paralelamente un par de años más terminando por desaparecer.

La primera etapa de esta competencia duró doce años siendo dominada por Cuba ya que ganó el título siete veces, incluida la primera edición y las últimas cinco, en cuatro años ganó el representante de Puerto Rico y uno más fue para Panamá, Venezuela no pudo obtener ningún título, después de la edición de 1960, Fidel Castro prohibió el profesionalismo en su país cancelándose la competencia.

Un promotor llevó al campeón de Nicaragua para sustituir a Cuba y realizó juegos los años de 1961 y 1962, solo que ni fue considerado torneo oficial ni motivó el interés suficiente entre el público y los patrocinadores, así que terminó por desaparecer también.

Para el año de 1970, las ligas de Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela deciden reanudar los partidos entre los campeones de sus torneos, el experimento no tuvo éxito en lo económico por tener solo tres equipos, por lo que deciden aceptar el ingreso de la naciente Liga Mexicana del Pacífico integrando a su campeón a partir de 1971, iniciando la consolidación de la segunda etapa en la vida de la Serie del Caribe.

Las sedes se alternan y se anuncian con tres años de anticipación, como es natural este torneo no ha estado exento de crisis y complicaciones, por ejemplo en 1981 no se llevó a cabo por una huelga de jugadores profesionales; otro bache se pasó en las series de 1990 y 1991, que por falta de recursos económicos se jugaron en Miami, Florida, se pensó sería un éxito al ser una ciudad de Estados Unidos donde viven aficionados originarios de Latinoamérica, tampoco creó el interés suficiente.

En 2005 fueron presentadas las ligas colombiana y nicaragüense de béisbol profesional y de inmediato solicitaron su integración a la Serie del Caribe, en 2008 se hizo el compromiso de que en un periodo de cuatro años serían incluidos, llegó el 2012 y ni por asomo fueron invitados, así que a partir del 2013 decidieron crear un nuevo torneo cuyo nombre es Serie Latinoamericana.

Los equipos que participan son los campeones de las ligas de Colombia, Nicaragua, Panamá y México, el representante de nuestro país es el campeón de la Liga Invernal Veracruzana, sin duda es la segunda en importancia de todas las que se desarrollan en los últimos meses de cada año después de la Liga Mexicana del Pacífico.

Al tener cuatro equipos la competencia, se enfrentaban todos contra todos dos veces, a partir del 2014 se integra Cuba a las Series del Caribe, al tener ahora cinco clubes esta competencia, cambiaron las reglas, se enfrentan una sola vez todos contra todos, uno queda eliminado y cuatro pasan a las semifinales, los ganadores acceden a la final y cualquiera podía ser campeón.

Este nuevo sistema de competencia pareciera un poco injusto como sucedió en 2015 cuando Cuba califica como cuarto con una victoria y tres derrotas, gana los dos siguientes encuentros y es campeón, claro que todos aceptan las reglas y es legal, aunque como digo, un poco injusto.

Para el año 2019 la Serie debería haberse realizado en Barquisimeto, Venezuela, la situación política del país generaba inseguridad, sobre todo para los peloteros norte americanos y se decidió de última hora cambiar la sede, México la solicitó y se vio como una gran posibilidad, al final sorprendentemente se decanta por Panamá y se invita a su campeón a participar regresando este país definitivamente.

Con seis equipos en la Serie, nuevamente pueden jugar todos contra todos aunque sea en una ocasión, lo que permite clasificar a semifinales a cuatro y realizar una gran final, a partir del 2020 Cuba deja su lugar en la Serie del Caribe y lo ocupa Colombia, cuyo representante no ha estado al nivel, no han podido ganar un solo encuentro en dos torneos, veremos que va a pasar en el siguiente año.

De momento sabemos que la próxima sede de la Serie del Caribe será Santo Domingo en República Dominicana, la cita es febrero del 2022, para los siguientes tres años ya hay país sede aunque aún no se designa la ciudad que la va a recibir en su estadio, en 2023 le corresponde a Venezuela, en 2024 a Puerto Rico y el 2025 nuevamente México.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Tweeter: @jpranz

Seguiré comentando la próxima semana.