EFE

Oaxaca.- Una jueza federal de Estados Unidos ordenó este martes mantener detenida temporalmente, sin posibilidad de fianza, a Emma Coronel Aispuro, la esposa del capo mexicano Joaquín “el Chapo” Guzmán, acusada de narcotráfico.

Coronel, arrestada este lunes en Virginia, en las afueras de Washington, enfrenta una pena mínima de 10 años de cárcel y una máxima de cadena perpetua, además de una posible multa de 10 millones de dólares, si es declarada culpable del cargo criminal en su contra.

Durante la primera audiencia sobre el caso, la jueza Robin Meriweather, del tribunal federal del Distrito de Columbia, accedió a la petición de la Fiscalía de mantenerla temporalmente detenida en Virginia antes del juicio, por considerar que existe un “riesgo grave de fuga”.

Según documentos judiciales, Emma Coronel está acusada por participar en y conspirar en la distribución de cocaína, metanfetamina, heroína y marihuana para su importación a los Estados Unidos.

“Se alega que Coronel Aispuro conspiró con otros para ayudar a Guzmán en su escape del Altiplano el 11 de julio de 2015, prisión, ubicada en Almoloya de Juárez, México. Después de que Guzmán fue arrestado nuevamente en México en enero de 2016, se alega que Coronel Aispuro se involucró en la planificación de otra fuga de prisión con otros antes de la extradición de Guzmán a los Estados Unidos en enero de 2017”, agregó la dependencia estadounidense.

Joaquín Guzmán Loera fue condenado por un jurado en el Distrito Este de Nueva York en 2019 por su papel como líder del Cartel de Sinaloa.

El Departamento de Justicia mencionó que Emma Coronel está acusada en una denuncia penal de un cargo por conspiración para distribuir un kilo o más de heroína, cinco kilogramos o más de cocaína, 1,000 kilogramos o más de marihuana y 500 gramos o más de metanfetaminas por importación ilegal a Estados Unidos.