REUTERS / FOTO EFE

Oaxaca.- Pfizer Inc y BioNTech dijeron este jueves que están probando una tercera dosis de su vacuna contra el Covid-19 para comprender mejor la respuesta inmunitaria contra las nuevas variantes del virus.

Como complemento del mismo estudio, también están negociando con los reguladores la posibilidad de probar una vacuna modificada para proteger específicamente contra B.1.351, una nueva variante extremadamente contagiosa identificada en Sudáfrica.

Las dos empresas creen que su vacuna actual de dos dosis funcionará contra la variante sudafricana, así como contra la variante de Reino Unido. Sin embargo, estos estudios permitirán a los fabricantes de vacunas estar preparados por si fuera necesaria una mayor protección, dijeron.

“La tasa de mutaciones en el virus actual es más alta de lo esperado”, dijo el director científico de Pfizer, Mikael Dolsten, en una entrevista.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

“Es una probabilidad razonable que se den repuntes de contagios frecuentes. Y en el caso de las vacunas más potentes, es posible que haya que hacer un cambio de cepa cada cierto tiempo, pero no necesariamente cada año”, dijo Mikael Dolsten.

En la primera fase del primer tramo del ensayo, se administrará una tercera dosis de 30 microgramos a un máximo de 144 personas que recibieron la vacuna hace 6 a 12 meses en el primer ensayo de seguridad de fase I.

Suponiendo que se apruebe la normativa, también se probará una vacuna rediseñada, tanto como dosis de refuerzo en personas que han sido vacunadas como en personas que aún no han recibido la vacuna, indicó Dolsten.

Moderna Inc dijo el miércoles que también está trabajando con científicos del gobierno de Estados Unidos para evaluar una vacuna experimental de refuerzo contra la variante encontrada por primera vez en Sudáfrica.