Juan Martínez Ferra

Oaxaca.- Se trata de San Bartolo Coyotepec y Tlalixtac de Cabrera, donde desde la madrugada las personas de edad avanzada y sus familiares hicieron fila.

Y al medio día, a pesar del intenso sol, muchos de ellos se mantienen de pie y en la calle, con riesgos para su salud, al ser propensos a múltiples enfermedades.

En ambas localidades se constató que los llamados “servidores de la nación” siguen requiriendo documentos, entre ellos copia de la credencial de elector, para aplicarles la vacuna, a pesar de que el gobierno federal indicó que no se requerirían estos documentos.

Asimismo, en ambos lugares se evidencia la desorganización, sobre todo porque los encargados de la organización, entre ellas las autoridades municipales, tardan en realizar los registros o revisar la documentación para dejar pasar hacia la vacunación.

La jornada se concluirá hasta que se retire la última persona o en su caso se termine la dotación de vacunas, que en ambos pueblos son de aproximadamente 800 dosis cada uno.

En ambos casos también hay una patrulla de la Guardia Nacional que vigila la zona para que no haya conflictos.