EL HERALDO DE MÉXICO

Oaxaca.- Luego que la NASA expresó que existe una posibilidad de que el asteroide 2009 JF1 choque con la Tierra en mayo del 2022, expertos del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aseguraron que el tamaño pequeño de este objeto lo convierte en un cuerpo celeste poco peligroso para los terrestres.

Y es que la NASA sostuvo que por su velocidad y dimensión este asteroide es el “quinto más peligroso” y colisionará el seis de mayo de 2022 a las 01:34 horas de la Ciudad de México, lo que causó un revuelo enorme entre la gente.

Los expertos de la UNAM sostuvieron que al estudiar la masa (15 a 17 metros, aproximadamente) y rapidez (23.92 kilómetros por segundo), concluyeron que las posibilidades de que golpee con la Tierra serán de 0.02%, de acuerdo con Joel Humberto Castro Chacón, catedrático del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El también adscrito al Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM en Ensenada, Baja California, aclaró que la NASA incluyó este asteroide dentro del listado ya que cualquier objeto que cruce la órbita de la Tierra es considerado “potencialmente peligroso”, por una cuestión de protocolo.

Por su parte, la investigadora del Instituto de Geofísica, María Dolores Maravilla Meza, explicó que este objeto interestelar no chocará contra la Tierra, pero su registro en la lista de objetos celestiales es importante, ya que de los 3.5 millones de Objetos Cercanos a la Tierra sólo 25 mil de ellos han sido clasificados.

Maravilla Meza expresó que este no es un evento sin importancia, ya que estas rocas, aunque pequeñas, ayudan a conocer la manera en que se creó nuestro sistema planetario, ya que muchas contienen material primigenio, que viene de una nube protoplanetaria. “En el caso del Cinturón de Asteroides ya se tiene conocimiento de qué elementos o minerales los forman”, concluyó.