Oaxaca.- Las declaraciones de dos morenistas de altos vuelos: Salomón Jara en Oaxaca, y el líder del Senado Ricardo Monreal en la CdMx, confirman que Morena no lleva consigo las de refrendar su mayoría en el Congreso de la Unión, en las próximas elecciones.

Tales conjeturas han prendido los focos rojos y en Oaxaca las listas que presentó Salomón inicialmente han sido totalmente transformadas. También dan un vuelco a las expectativas para la sucesión gubernamental y obliga al reacomodo de fuerzas.

Sin la fuerza política que presumía este senador no pudo sembrar el número de candidaturas que calculaba. En las presidencias municipales se alió con personajes tan siniestros como Emilio Montero, de Juchitán; Juan Carlos Atecas, de Salina Cruz; doña Juana Cruz en Huajuapan de León; Saimy Pineda en Pochutla, entre otros cuyos nombres mal vistos desde las altas esferas del Morena, fueron anulados como candidatos.

De los abanderados para las diputaciones federales, el cartel 22 y otras corrientes ajenas al Jarismo, se adjudicaron la mayoría de los 10 distritos. Para las curules locales muchas tribus se rebelaron y no permitieron más intromisión avasalladora de Salomón en el control del Congreso del estado a partir de las candidaturas.

¿MIGRAR AL MC?

Así empezaron las desilusiones que llevan a Salomón a cavilar sobre otras rutas políticas. Dicen que ha estado en negociaciones con el Movimiento Ciudadano por si el Morena le niega la candidatura a gobernador.

Los que bien conocen al político serrano comentan que sus desencantos en Morena lo han llevado a buscar tanto al dueño, digo dirigente del MC Dante Delgado, como al exgobernador Ulises Ruiz ¡Quién iba a imaginarlo! A los que se veían reluctantes hoy la perversidad de la política los une.

Cuentan que a mediados de esta semana se reunieron en un hotel del norte de la ciudad, Salomón Jara con dos de los presidentes municipales de su mayor confianza para condolerse de sus cuitas.

Allí estuvieron su leal operador alcalde de San Blas Atempa, Antonino Morales Toledo, y el frustrado candidato a la reelección en Juchitán, Emilio Montero Pérez. Este último reclamó a Salomón no haberlo sostenido como candidato del Morena y le anunció que se iba a registrar por el Partido del Trabajo.

DE LA MANO DE URO

El senador le pidió que no se aliara al PT que mangonea en Oaxaca su peor adversario Benjamín Robles “Carasucia”, porque -según comentó- vienen sorpresas políticas.

Dicen que pidió a Montero lealtad a ciegas, pero el edil juchiteco no aceptó a pesar de que le ofreció que jugaría un papel sobresaliente cuando él -Salomón- fuera candidato. Le reveló -dicen- que sería candidato a gobernador por uno u otro partido. Según mis fuentes, Salomón dijo que si en Morena le cierran las puertas estaría en negociaciones con Dante Delgado. En ese momento reveló su acercamiento al partido

Movimiento Ciudadano. El cabildeo lo hizo a través de Ulises Ruiz quien también busca un puerto seguro en el partido naranja, inclusive, revelaron que el ex gobernador de Oaxaca está propuesto en un número preferente en la lista de candidatos federales a diputados plurinominales por el MC. EL OTRO DATO

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal reconoció que, en la elección del próximo 6 de junio, Morena ya no arrasará como lo hizo en el 2018, pero confió en que este proceso que ha vivido México en los últimos tres años se va a refrendar.

“Sí será una contienda electoral más competida, con márgenes más cerrados, pero no le va a quitar el carácter refrendatorio al gobierno. Siempre en la etapa intermedia se mantiene la esperanza en un porcentaje amplio, se mantiene también la intención de refrendar o no el proceso en el que están involucrados los integrantes de un pensamiento político”, indicó.

En su participación en la presentación del libro ‘Puntos de acuerdo de un joven en la política’, de Faruk Miguel Take, Monreal Ávila consideró que la oposición está confiada en que por el hecho de que no aparecerá el presidente Andrés Manuel López Obrador en las boletas electorales les será más fácil recuperar espacios, pero esto, dijo, no será así.

“Yo no lo creo. A pesar de que López Obrador no estará en las boletas va a ser un ejercicio refrendatorio a las políticas públicas que se han implementado López Obrador”.