En las últimas dos semanas se ha analizado la hoja de anotaciones denominada box score, es momento de completar este estudio.

La labor de cada uno de los lanzadores que participen en un encuentro debe ser asentada, la complejidad del llenado dependerá del nivel de la liga, por ejemplo, en Liga Mexicana se anotan todos los lanzamientos que se realizaron, bolas malas, foules y strikes, uno a uno, la atención debe ser permanente para hacer el registro.

Si el anotador desea comer algo, hablar por teléfono o ir al baño, únicamente entre innings lo podrá hacer, anotar de forma completa permite apreciar la eficiencia de cada lanzador y su trabajo realizado, un abridor debe aguantar en el montículo al menos cien lanzamientos, de los cuales mínimo un 66% deben ser strikes y máximo 34% bolas malas.

Llevar la cuenta muestra que tan cerca estuvo de cumplir con ese objetivo, cómo estaba su control, si se mantuvo dominando o titubeante, etc. en las ligas locales no tiene mayor relevancia, solo se anota la jugada final con la que se consiguió el out o si llegó a la almohadilla el bateador.

Siguiendo el orden acostumbrado, revisemos los encabezados de cada una de las columnas y lo que significan, son los siguiente: N°, D/Z, Nombre, I/D, G, P, S, VB, H, H2, H3, HR, IP, CR, CL, SO, BB, BBI, SH, SF, GP, WP, BK.

N°, es el número que porta en la camisola el pitcher que entra al juego.

D/Z, se asienta si el lanzador es zurdo a derecho, solo se va pone una de esas dos letras para indicarlo.

Nombre, es el nombre completo del lanzador, se puede poner primero el nombre o el apellido, es indistinto.

I/D, sirve para indicar si el pitcher es el inicialista o relevista, basta con indicar la letra correspondiente para entenderlo claramente.

G, se indica con una X solamente en la casilla del lanzador ganador del encuentro, el objetivo del juego es triunfar, así que generalmente hay un lanzador ganador y uno perdedor del equipo contrario, también podría haber un pitcher salvador, más adelante se verán algunas situaciones que permiten salvar un juego.

P, al lanzador que haya cargado con la derrota, se le va a anotar una X en esta casilla, algo similar a lo comentado para el pitcher vencedor.

S, si alguno logra salvar el juego, también se indica con un señalamiento, hay muchas circunstancias que te permiten salvar un juego, la más común es que ingrese el relevista al juego con una ventaja en el marcador de tres carreras o menos y que consiga el último out sin perder esa ventaja, es decir, que su equipo gane el partido.

VB, significa veces al bate, aquí se asienta el total de bateadores del equipo contrario a los que se enfrentó durante el partido, no importa si fueron turnos legales o no.

H, en esta casilla se asienta el total de hits recibidos, se consideran los sencillos, los dobles, los triples y los cuadrangulares, todos en una suma.

H2, si alguno de los hits recibidos fue doblete aquí se anota, solo los dobles.

H3, similar a la columna anterior, se refiere a los triples recibidos, difícilmente habrá más de uno por partido, se deben conjugar varias circunstancias para que suceda, una buena colocación del batazo, que el jardinero tarde en recoger la pelota y que el bateador tenga suficiente rapidez en las piernas para recorrer todo el cuadro, desde home hasta tercera.

HR, se refiere a los cuadrangulares que le conectaron al lanzador, escuchar el sonido atronador del contacto del bate y la pelota que va a viajar de cuadrangular es único, espectacular.

IP, significa innings pitcheados, cada out se considera .1 de entrada, dos outs es .2 y 3 outs una entrada completa, por ejemplo, si al abridor es retirado en la segunda entrada y solo ha conseguido sacar un out, se le anota que lanzó por 1.1 entradas.

Siguiendo el ejemplo, si el primer relevista aguanta en el montículo hasta la quinta entrada donde sacó dos outs antes de ser retirado se le anota 3.1 que es la siguiente suma, .2 de la segunda entrada, 1 entero de la tercera, 1 completo del cuarto inning y .2 de la quinta, y así es como se asienta el total de entradas de trabajo de cada relevista que entre al juego.

C, son las carreras que recibió cada lanzador por parte del equipo contrario.

CL, son las carreras limpias aceptadas, no todas las carreras que se anotan en un partido son limpias, algunas son sucias y no deben afectar a la labor del lanzador, generalmente se ensucian si vienen a consecuencia de un error de la defensiva.

Todas las carreras que se anoten después de un error que se cometa con dos outs en la pizarra serán sucias, si se anota una carrera sucia después de un error cometido con menos de dos outs, puede limpiarse si se conectan después hits que la hubieran producido.

SO, iniciales para indicar un ponche, un strike out, lo ideal es conseguir al menos uno por entrada lanzada.

BB, son las bases por bolas otorgadas, el tener cero o una cantidad mínima habla del buen control de un lanzador.

BBI, muchas veces por estrategia se regala una base por bolas intencional, se pasan cuatro pelotas malas al bateador para ocupar la primera almohadilla y buscar un doble play.

SH, se refiere a un toque de sacrificio, sacrifice hit, sucede cuando alguien toca la bola logrando que avance algún compañero que se encuentre en las bases.

SF, sacrifice fly, flay de sacrificio, se anota cuando se produce una carrera en pisa y corre desde la tercera después de un elevado a los jardines que permita esta anotación.

GP, es una base por golpe, a veces se le zafa al lanzador la pelota buscando un efecto y le pega en el cuerpo al bateador, entonces se le otorga la primera almohadilla, no debe ser común en los lanzadores tener golpeados.

WP, se refiera a un wild pith o lanzamiento descontrolado al grado de que el receptor no pueda detener la pelota y se vaya al fondo del back stop, si no hay gente en base se considera únicamente una bola mala, si hay gente en base y cuesta que avance entonces si hay wild pitch.

BK, es por un movimiento ilegal del lanzador, se llama balk, no es nada fácil de percibirlo para quien no está familiarizado, pero para al ojo aguzado de un ampáyer no se le escapa, si hubiera corredores en base avanzan a la siguiente almohadilla, para el bateador es una bola mala sin hacerse el lanzamiento.

También debe haber una columna para anotar el total de strikes, el total de bolas y la suma de estas dos cantidades que da el gran total de lanzamientos efectuados por cada pitcher.

Si practicas anotar los juegos, con el tiempo podrás entender lo que hizo cada uno de los peloteros, determinar por quien se ganó o se perdió, quien es oportuno y por tanto eficiente al batear o al lanzar.

Al ingreso del estadio los equipos deberían obsequiar un box score aunque sea sencillo y con publicidad, ayudaría a los fanáticos a disfrutar el juego e integrarse con su equipo favorito.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Seguiré comentando la próxima semana.