Sor Juana Inés de la Cruz, principal representante del Barroco Hispano, dijo sobre este poema suyo: “Yo nunca he escrito cosa alguna por mi voluntad, sino por los ruegos y preceptos ajenos, de tal manera que no me acuerdo haber escrito por mi gusto sino es un papelillo al que llaman sueño”. Dicho simple y llanamente el poema describe a alguien que duerme, sueña y despierta. Su originalidad radica en el manejo impecable y creativo del español Góngora, imágenes de una mente cultísima de quien se inspiró, su poema intitulado: Primero Sueño. No es un poema sencillo, vale la pena acercarse desde un análisis o introducción a la lectura que nos adelante en el conocimiento de los referentes de los que se valió Sor Juana para decir lo que quiso decir.

Para Sor Juana el sueño es una especie de muerte temporal, un impulso en el que podemos acercarnos a significados que no pertenecen al mundo de los vivos, o los despiertos: “…en sosegada calma, un cadáver con alma y a la muerte vivo”.

Esta semana concluyó con otra barrabasada el presidente MALO, al formar en lista de espera a los médicos de consulta privada y hospitales privados, lo que levantó en forma justificada la molestia a esta decisión unilateral, que por el hecho de ser el titular del Ejecutivo, dispone de la distribución de las vacunas como si fuese el perito de la materia de salud y deja al garete como suele ser su forma de ser y actuar a los funcionarios del ramo, lo que no es extraño la clara y abierta animadversión a todo lo que signifique clase social media y alta, al sentirse proletario, ya que él da por descontado que cuentan con los recursos suficientes y bien pueden vacunarse en Houston , donde es asequible su aplicación además su raciocinio da por un hecho que no todos los médicos de la consulta privada tratan con pacientes infectados de COVID, soslayando al personal tanto de limpieza, enfermeros, camilleros, trabajadores de la administración y vinculados a los nosocomios particulares.

En la blanca Mérida, se manifestaron médicos privados al considerar que es un insulto a su dignidad al condicionarles su aplicación a cambio de las condiciones que les impuso el delegado de Bienestar Joaquín Díaz Mena, para que puedan recibir la vacuna contra Covid-19. Ya que el gobierno federal puso a disposición del Colegio de Médicos 400 vacunas siempre y cuando participen como brigadistas en la campaña de vacunación, quienes no aceptaron al considerar “son arma política y al gobierno no le interesan aquellos a quienes no puede comprar o quienes no son suficientes en número para su beneficio” lamentó un facultativo.

Tristemente no nada más los galenos privados han sido afectados, también en el mismo sector oficial continúan muchos seres de la bata blanca sin vacunación, y no sólo los hospitales y centros de Alta Especialidad son importantes, las unidades de primer nivel son quienes más pacientes atienden, no con la gravedad que los hospitales, pero en número son los más.

Por otra lado vemos la ayuda solidaría a países del Sur y hacen alarde de ello, o sea como dice el clásico “candil de la calle, oscuridad de tu casa” , pero a los “servidores de la nación” que son jóvenes que hacen labor y a favor de Morena, ya fueron vacunados, lo mismo que maestros del estado de Campeche, para ayudar a su candidata Layda Sansores, so pretexto que es un estado con semáforo verde, y ya el quince de mayo coincidente con El Día del Maestro, serán vacunados en todo el país los integrantes del magisterio. Vacunación para proselitismo del voto a favor de Morena. Y los médicos empero como Sor Juana, siguen soñando con la aplicación de la vacuna.

Los médicos particulares no las reciben a pesar de ser regaladas las vacunas por otros países, cuando dijo MALO “que tenía dinero el gobierno gracias a los ahorros por austeridá”. Hay mentira de contratos millonarios para compra de vacunas, por cuatro años se ordenó ocultar esa información, y Marcelo Ebrard seguirá tocando puertas en otros países mendigado “unas vacunitas por amor de Dios”. ¡Cuánta simulación! Empero se infartó, su hijo se accidentó y se atendieron en (su dicen) Hospital Médica Sur y la nuera tuvo su nieto en un hospital de Estados Unidos. Incongruencias propias del mandatario. Que le preocupa más su imagen y lo que publica el periódico Reforma que vacunar a los médicos particulares, de quienes les envió el mensaje como Clavillazo: ¡Momento, la cosa es calmada. Que esperen

Jugadas de la Vida

Algunos historiadores sostienen que los antiguos egipcios tenían la costumbre de besarse con sus narices en vez de con sus labios.

Twiiter: @ldojuanmanuel