EL PAÍS

ALMUDENA BARRAGÁN

México. Félix Salgado Macedonio sigue echando leña al fuego. En este caso, el fuego es su candidatura al gobierno de Guerrero y la leña, los ataques contra la autoridad electoral (INE) que tiene que decidir si le deja presentarse a las elecciones o definitivamente le cierra la puerta a ser gobernador. En su cruzada personal por erigirse como un luchador social y un político perseguido, Salgado Macedonio ha personificado en los siete consejeros del INE que votaron en su contra, a sus principales oponentes en la batalla por las urnas.

Este lunes a las puertas del Instituto electoral el político ha escalado sus amenazas mientras agitaba a sus seguidores contra el consejero presidente, Lorenzo Córdova. “¿No le gustaría al pueblo de México saber dónde vive Lorenzo Córdova? ¿Les gustaría saber cómo es su casita de lámina negra? Cabroncito. No sabe por lo que estamos luchando en Guerrero”, ha dicho desde un escenario a decenas de seguidores que le acompañan en su plantón hasta que la autoridad electoral le devuelva la candidatura. “¡El INE va a caer!”, han respondido sus simpatizantes. En el escenario, un enorme ataúd negro con el nombre “Lorenzo” y la inscripción “Cuenta los días, rata, demonio”, acompañaba a Salgado Macedonio. A un lado, una corona de flores junto a la cara de Córdova y del consejero Ciro Murayama, bajo la leyenda: “Consejeros del PRIAN”, completaban el tétrico altar.

“Se murió el INE”, ha dicho el morenista y después ha exclamado, “se murió Lorenzo”, en referencia a Córdova. En el escenario, presentes, también estaban el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, y el máximo dirigente de la agrupación en Guerrero, Marcial Rodríguez Saldaña. Hace dos semanas, el INE canceló la lista de Salgado a la gubernatura de Guerrero por no presentar su informe de gastos durante la precampaña como marca la Ley. El excandidato recurrió la decisión ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) que devolvió el caso nuevamente al INE para que en las próximas horas decidan sobre el futuro político de Salgado Macedonio. Mientras tanto, el senador con licencia al que apodan El toro sin cerca y sobre el que pesan dos denuncias por violación, sigue desbocado. “El INE ha muerto para nosotros, pero puede ser que resucite”, ha afirmado en alusión al fallo pendiente.

Por su parte, el dirigente de Morena, Mario Delgado, ha asegurado que tanto la cancelación de la candidatura de Salgado Macedonio en Guerrero como la de Raúl Morón Orozco en Michoacán fragmenta la democracia en México. “Los consejeros del INE obedecen a la mafia de la corrupción. A ellos los pusieron el PRI, el PAN y el PRD cuando se repartían a los consejeros por cuotas y cuates, actúan así porque no tienen principios. Tenemos la autoridad para exigir una actuación imparcial porque la mayoría de Morena no puso a sus cuates como consejeros”, ha dicho Delgado ante sus seguidores. El líder sostiene que si el INE le quita la candidatura a Salgado “estarían en contra del pueblo de México”, ya que según él, el político “tiene más del 50% de las preferencias de voto” para los comicios del próximo 6 de junio.

En respuesta a las acusaciones, Lorenzo Córdova ha declarado que no entrará en una confrontación ni con Félix Salgado Macedonio ni con ningún actor político, porque el INE no es una contraparte en la contienda electoral, sino un “árbitro imparcial que no se deja amedrentar”. Tras las graves amenazas de este lunes, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha hecho un llamamiento a través de sus redes sociales a que se mantengan las diferencias “dentro de la legalidad y con respeto mutuo”.

Con bravuconería, Salgado Macedonio ha continuado su embiste contra los funcionarios electorales, según él, su único impedimento para ser gobernador. “Ellos conocen las leyes pero no las cumplen. Andan amparados para ganar más que el presidente. ¿Quién violenta la ley merece respeto? Estos señores han pisoteado la democracia en México y ahora quieren pisotear al pueblo de Guerrero”, ha cargado de nuevo. “Que no le rasquen los huevos al toro porque nos van a encontrar”. El excandidato asegura que de no devolverle la candidatura para que continúe en la carrera electoral, no habrá elecciones en Guerrero. O le votan a él o no votará nadie.