EL PAÍS

Oaxaca.- El Instituto Nacional Electoral (INE) ha recibido este domingo la notificación de la justicia sobre las candidaturas de Morena a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán que el organismo impugnó hace dos semanas por irregularidades en los gastos de precampaña. Entre ellas, la de Félix Salgado Macedonio, un veterano político próximo a Andrés Manuel López Obrador y denunciado por violación, se ha convertido en un caso que ha provocado indignación de la sociedad, malestar dentro del partido de Gobierno y ha sido utilizado por el mismo presidente para hacer campaña y arremeter contra sus adversarios. Salgado recurrió la cancelación de su lista y el pasado viernes el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación devolvió el expediente al INE para que reconsidere su dictamen.

En medio de una creciente presión del aparato de Morena y de ataques frontales de algunos dirigentes, el organismo debe definir la candidatura en un plazo de 48 horas. A eso se suma el revés que recibió del propio presidente tribunal. El magistrado que preside la Sala Superior de la institución, José Luis Vargas Valdez, ha recordado que el fallo del INE sobre Salgado Macedonio y el aspirante de Morena en Michoacán, Raúl Morón, “negó los registros a los candidatos propuestos por el partido debido al incumplimiento en el tiempo de entrega de los informes de gastos, lo que implicó la afectación al derecho fundamental de votar y ser votado”. “Sin embargo”, ha añadido en un posicionamiento difundido en las redes sociales, “antes de imponer una sanción de esa magnitud, la autoridad debe garantizar los derechos de debida defensa a las y los posibles afectados, lo que me parece que en esta ocasión no sucedió”.

En opinión del presidente de la sala considera que la “autoridad fiscalizadora incurrió en violación al debido proceso, porque no llamó a los precandidatos para que pudieran defenderse y manifestaran lo que a derecho conviniera por falta de entrega de informes que se les atribuía, violando con ello su garantía de audiencia”. El Instituto Nacional Electoral no solo se dispone a tomar una resolución sobre el caso con esta corrección sobre la mesa, sino también con la presión de los militantes de Morena que se concentraron a las puertas del organismo en Ciudad de México encabezados por Salgado Macedonio y Mario Delgado, líder nacional de la formación.

“Estamos afuera del INE exigiendo se respete la libertad del pueblo de México de elegir. Compañeros de Morena, los invitamos a unirse, a cerrar filas. ¡Es momento de unirnos y convocar al pueblo de México porque está en riesgo nuestra democracia!”, escribió Delgado en Twitter. El aspirante del partido al Gobierno de Guerrero llegó este domingo tras partir la madrugada del sábado de Acapulco con una caravana de seguidores. El sábado, los intentos de Salgado de intimidar a la autoridad electoral cruzaron una nueva frontera cuando el político amenazó a la institución con su disolución.

“La fiscalización la tiene el Instituto Nacional Electoral […] tiene superpoderes el INE. Entonces, habrá que legislar sobre eso, incluso sobre la permanencia o no del INE. Yo digo que el INE ya cumplió y debe desaparecer este INE y darle vida a otro comprometido con la equidad, comprometido con la imparcialidad”, había manifestado el político, cuya candidatura generó el rotundo rechazo del movimiento feminista y elevó la tensión dentro del propio partido.

Sin embargo, el aparato de Morena, con López Obrador a la cabeza, se mantuvo fiel a Macedonio y no cedió ni un milímetro en su defensa. Redoblaron, además, las críticas a la autoridad electoral, tratando de presentarla como una institución conservadora, como enfatizó el mandatario, y vinculada a las pasadas administraciones. La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, les llamó la atención esta misma semana al apelar a un árbitro imparcial. El consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, le contestó con estas palabras: “El día de hoy se ha dicho que el árbitro debe ser discreto y neutral. ¡Coincido totalmente! Pero hay que agregar: ser discreto y neutral no significa ser omiso e indiferente frente a las violaciones a la ley, sino todo lo contrario; frente a ello debe ser estricto y puntual”.