REFORMA

Jorge Ricardo

Cd. de México (15 abril 2021).- El Presidente Andrés Manuel López Obrador miente tanto que se ha engañado a sí mismo con que ya tiene un lugar en la historia y debe defenderlo concentrando el poder, atacando a los órganos autónomos y modificando la Constitución, consideraron investigadores y especialistas.

En la presentación del informe “El valor de la verdad. A un tercio del sexenio”, los expertos señalaron que el Mandatario cree en una conspiración que eche atrás lo que supuestamente ya consiguió.

“El Presidente tiene desgraciadamente también una visión de la Cuarta Transformación pertenece al pasado y por eso nombró a Beatriz Gutiérrez (su esposa) como cronista, como si fuera algo que ya sucedió”, sostuvo Luis de la Calle, quien ha sido consejero de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) e integrante de las organizaciones México ¿cómo vamos? y México Evalúa.

Si López Obrador considera que la Cuarta Transformación es un movimiento histórico, añadió, cualquier crítica es interpretada como una conspiración en su contra y cualquier observación en contra de sus 25 proyectos prioritarios los entiende como traición o de una desviación inaceptable.

“El problema no es sólo la manipulación de la verdad actual, de cuánta gente ha muerto, cuánto ha crecido el PIB, etcétera, sino de la interpretación de la historia”, advirtió De la Calle.

La investigadora de la UNAM Jacqueline Peschard, el especialista en educación Eduardo Backhoff y el presidente de Signos Vitales, la asociación autora del reporte, Enrique Cárdenas, afirmaron a partir de un reporte de la organización Spin que López Obrador miente en promedio 80 ocasiones durante cada una de sus conferencias matutinas.

Según los datos, el Mandatario está a punto de duplicar las 23 mil mentiras que dijo Donald Trump en todo su mandato.

“El Gobierno de López Obrador ha extraviado el valor de la verdad, parece que no solamente fomenta un culto a la mentira, a las medias verdades, a la proliferación de datos no verificables, sino que hay realmente una utilización selectiva de la información, y esa utilización selectiva alimenta no solamente la mentira sino que va generando una distorsión de la visión de la realidad”, dijo Peschard, ex comisionada del INAI.

Peschard reconoció la legitimidad lograda por el Presidente en las urnas, pero consideró que no ha podido complementar ya en el puesto, por lo que ha atacado a las instituciones autónomas, le ha encargado 43 nuevas tareas al Ejército y su gobierno ya es tercero desde 1917 que más modificaciones, incluso ilegales, ha plantado Constitución para concentrar el poder en sí mismo.

“Por un lado invade y utiliza toda su fuerza de mayoría para hacer todas las reformas legales y constitucionales que necesita su programa, pero por otra desprecia profundamente el apego a la legalidad y está dispuesto a subordinar el apego a la legalidad a simplemente la opinión del discurso presidencial”, sostuvo.

El informe de Signos Vitales afirma que cada conferencia mañanera del Presidente es un montaje profesional, con una batería de preguntas a modo, un guión de falsedades, verdades a medias, combinación de acusaciones, descalificaciones, datos no verificables, contradicciones y denostaciones en contra de detractores, así como la interminable lista de promesas incumplidas.

Los presentadores del documento reconocieron que este aluvión de mentiras sin castigo es un fenómeno mundial, alimentado por aspectos como el desamparo en que se siente una parte de la población, el exceso de liquidez en la economía de mercado o las redes sociales que alimentan un pensamiento de grupo que se refuerza el uno al otro sin reparar si puede ser mentira.

“Desgraciadamente México no tiene la tradición y tampoco se valora la generación y el uso de la información, y por eso el Presidente siempre tiene otros datos cuya fuente nunca revela, cuya veracidad no se prueba y cuya relevancia no es útil para la vida democrática del País aunque sí para su gobierno”, lamentó Backhoff, especialista en educación y presidente de la organización civil Métrica A.C..