Oaxaca.-  Este libertinaje se nota demasiado en el comportamiento político del senador del partido Morena, Salomón Jara Cruz cuya ambición desmedida lo llevó adelantadamente a sentirse gobernador. En sus acciones autoritarias que, mucho le conocemos, esconde un intenso miedo-pánico a la pequeñez. Para sentirse grande puso a su servicio una banda de presidentes municipales de comportamiento cuasi delincuencial y, por encima de toda prudencia política se agandalló el control del Congreso del estado. Pero su poderío se ha empezado a desgranar.

PRIMERA CAÍDA

En un golpe sorpresivo con las mismas arterías que él acostumbra, le quitaron el control del peor Congreso local. En un madruguete político desconocieron como presidenta de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) a la diputada Delfina Guzmán Díaz. En su lugar impusieron a su homólogo Fredy Delfín Avendaño. La dama es incondicional hasta la ignominia de Salomón quien, a través de ella, operaba como auténtico poder tras el trono. Lo sabían los del bloque de diputados morenistas pero ante el control férreo del senador nadie se atrevía al desacato de las órdenes tanto para las decisiones políticas como para el control del presupuesto (de los más desmedidos en los estados) del poder legislativo.

La dama terminó siendo una marioneta de Salomón, lo mismo que fueron los anteriores titulares de la Jucopo, Laura Estrada Mauro y Horacio Sosa Villavicencio. Dada la prontitud y el desaseo del relevo cameral, los diputados no votaron por el más honesto sino por otro más manejable, aunque por otro amo. Así llegó Fredy Delfín un diputado involucrado en la gran corrupción que significa tolerar el robo del presupuesto en los Ayuntamientos mediante el control que ejerce el Congreso en el llamado Órgano Superior de Fiscalización. Esta dependencia hace lo que le dictan los diputados.

SEGUNDA CAÍDA

El segundo eslabón del poder tácito del senador Jara, era la facultad que le permitía su partido para dar o quitar candidaturas. Éste también se rompió.

Me informan que el presidente nacional del Morena, Mario Delgado tuvo que intervenir directamente para acotar el gran escándalo que ocasionó esa especie de “venta nocturna” de candidaturas que ofertaban Salomón y su sobrino Sesúl Bolaños. Creció tanto el negocio que tío y sobrino terminaron enfrentados por las ganancias. A tal grado llegó el desaseo en el comercio, digo asignación de candidaturas que la Comisión Nacional de Elecciones del partido Morena, investigó y encontró que falsearon todas las encuestas. El caso está ahora en la cancha de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de este partido. La ingrata noticia para los militantes de este partido es que no hubo encuestas para escoger a los más idóneos. Que la mayoría de candidatos para presidente municipales y algunos diputados locales fueron impuestos mediante transacciones del tío o el sobrino.

El caso está ahora en investigación en la misma institución partidista (Honestidad y Justicia) que conoció hace tres años, a petición de la entonces dirigente Yeidckol Polevnsky un caso de incipiente deshonestidad del mismo Salomón.

SE VEÍA VENIR

El caso más patético de imposición de candidatos del Morena surgió en Santa Lucía del Camino. Las denuncias que permitieron destapar la cloaca, principalmente en este municipio, provienen de dos morenistas que se sienten defraudados, Mario Pradillo y Gabriela Marilú García Cruz.

El aviso lo hice el 29 de marzo pasado cuando esta dama alertó sobre la venta de candidaturas del Morena a través de una carta a la dirigencia nacional.

Advirtió sobre la mentira de que las candidaturas se decidían en el Morena mediante encuestas. “Nadie conoce los métodos que invocan y menos el procedimiento con que se realizan”, dijo.

En Santa Lucía del Camino impusieron como candidato a la presidencia municipal a Juan Carlos García Márquez un chilango cuyo origen y conducta las revela en las redes uno de sus seguidores motejado “El nene” quien, por cierto, aún no tienen el poder y ya amenaza a los que no apoyaron a Juan Carlos.

ESCOGEN A LOS PEORES

Dijo Gabriela Marilú que “Morena anunció un esfuerzo democrático desde las encuestas para definir a las y los mejores, pero personas sin compromiso, sin honorabilidad y nulo respeto a los principios básicos del partido, violan reiteradamente los estatutos y atajan toda posibilidad de conformar un gobierno paritario. La sorpresa fue que Oscar Cantón anunció que el ganador era Juan Carlos García. Fui excluida por no pertenecer al grupo de Salomón Jara”.

El embrollo ahora en Santa Lucía es que la candidatura que le dio Salomón al tal Juan Carlos García, no está firme.

Visítenos en: www.escaparatepolitico.com

O escríbanos a fsj9420@prodigy.net.mx

Twitter: @escaparate_oax

Facebook: escaparate_politico@hotmail.com