EL ECONOMISTA

Oaxaca.- El peso mexicano operaba este viernes sin muchos cambios mientras se encaminaba a registrar su tercer semana consecutiva con ganancias, ante un debilitamiento del dólar y una caída en los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

La moneda mexicana, que se apreció en las pasadas cuatro sesiones, cotizaba en 19.9480 unidades por dólar, con una baja marginal de un 0.07% frente a los 19.9340 pesos por billete verde del precio de referencia de Reuters del jueves.

“A raíz de la baja que han tenido los rendimientos de los bonos en Estados Unidos desde finales de marzo de este año, el dólar se ha venido depreciando frente a la mayoría de las monedas, principalmente frente a la canasta de las seis principales divisas, y eso ha dado oportunidad de subir a otros activos”, dijo la consultoría Metanálisis en un reporte.

El dólar registraría una segunda semana de pérdidas y el rendimiento referencial de los bonos del Tesoro se mantenía el viernes cerca de los mínimos de casi un mes que marcó en la sesión previa, ya que los inversores creen cada vez más en la insistencia de la Reserva Federal de mantener una postura política acomodaticia durante mucho tiempo.

De mantenerse en los niveles en que operaba el viernes temprano, el peso cerraría la semana con una ganancia cercana a un 1%, mientras que en el año registra una pérdida de un 0.4 por ciento.