Un importante grupo de gente relacionada con el beisbol profesional se ha organizado en un interesante comité que busca llevar a Fernando Valenzuela al Salón de la Fama del beisbol profesional de las Grandes Ligas, la meta es conseguirlo para las votaciones del año 2023 a través del Comité de Veteranos, ¿Será esto posible? Veamos quien fue Fernando Valenzuela y que logros alcanzó.

Fernando nació el 1° de noviembre de 1960 en una comunidad que se llama Etchohuaquila, perteneciente al municipio de Navojoa en el estado mexicano de Sonora.

La primera vez que vi a Fernando Valenzuela fue en los campos de la Liga Maya en el campeonato nacional para 12 años y menores, la selección de Oaxaca era comandada por el padre Manuel Arcusa Castellá, director de primaria del colegio Escolapio Instituto Carlos Gracida y por Pedro Cardenal Domecq, ex pelotero cubano que brilló en la Liga Mexicana de Beisbol con los Pericos de Puebla.

Gracias a que mi madre Mercedes Ranz Torrubiano llenaba el box score en cada partido en el que participábamos mi hermano mayor Julio o un servidor, pudimos confirmar que el lanzador por la selección de Sonora que nos ganó tirando un juego perfecto en 1972, fue Fernando Valenzuela, ya desde niño tiraba fuego hacia el plato, ningún oaxaqueño pudo pisar la primera, por cierto, el campeón fue Durango.

Los Mayos de Navojoa, equipo de la actual Liga Mexicana del Pacífico, lo firma en el año 1977 con 16 años y es prestado a los Cafeteros de Tepic, equipo de la Liga Invernal del Noroeste con quienes debuta ante los Pureros de Compostela.

Los Tuzos de Silao, club de la Liga Central, lo observan, lo firman y le dan su primer contrato profesional por 250 dólares, así empiezan todas las grandes estrellas, por su destacada actuación durante 1978 y 79, es firmado por los Ángeles de Puebla, equipo de la Liga Mexicana de Béisbol, el staff de pitcheo de Ángeles estaba plagado de estrellas y es prestado a los Leones de Yucatán para 1979.

Eran las épocas de esplendor de la Liga Mexicana, tenía 20 equipos registrados divididos en dos Zonas, Sur y Norte con dos divisiones de 5 equipos cada una, Este y Oeste, esa temporada de 1979 fue realmente extraña, los dos equipos de la capital mexicana, Diablos y Tigres no pudieron clasificar a postemporada quedando en tercer lugar cada uno de su División.

Yucatán fue último lugar de su División a 13.5 juegos atrás de los Cafeteros de Córdoba que terminaron líderes de la Este, por la Oeste comandó Ángeles de Puebla quien a la postre fue campeón indiscutible, demostrando que tuvieron razón en prestar a Fernando Valenzuela, quien era un joven prometedor de 18 años que logró brillar en un equipo anormalmente muy limitado.

Fernando terminó la temporada con un récord de 10 ganados por 12 perdidos, un porcentaje de carreras limpias aceptadas de 2.49 y 141 chocolates, ganando el título de Novato del Año, durante esa temporada fue observado por un scout cubano conocido como “Carito” Varona, de quien no se tienen más datos conocidos, se dice fue quien le recomendó a su paisano Mike Brito que lo observara.

El cazatalentos de los Dodgers de Los Ángeles viajó a México a observar a un parador en corto de los Tecolotes de los dos Laredos de nombre Alí Uscanga Lara, quien por cierto recién ha fallecido este año, el 11 de marzo de 2021, DEP, no es fácil encontrar sus estadísticas porque es sus años de pelotero fue registrado como Alejandro Uscanga.

Coincidió que Alí enfrentaba a Leones y tiraba Valenzuela, en el primer duelo Fernando lo ponchó en tres lanzamientos, a partir de ese momento Brito se olvidó del veracruzano para seguir todos los movimientos del sonorense hasta llevarlo a jugar con los Dodgers, en ese mismo 1979 fue a las menores donde comenzó su adaptación.

El debut de Fernando llegó el 15 de septiembre de 1980 en el estadio de los Bravos de Atlanta, perdían 0 a 5, sustituyó a Joe Beckwith en el cierre del sexto episodio, enfrentó a Bruce Benedict como primer rival en su carrera de Grandes Ligas, fue out en elevado al jardín central, a los dos siguientes bateadores, Luis Gómez y Tommy Boggs les obligó a batear rola por tercera para terminar limpio el inning.

En la séptima abrió ponchando a Jerry Royster, Glenn Hubbard se puso en base por error del tercera, Gary Matthews bateó un infield hit que llevó a Hubbard hasta tercera, Bob Horner llega a primera por un nuevo error, ahora del short stop, Hubbard anotó y Matthews llegó a tercera, Chris Chambliss da fly de sacrificio al jardín derecho anotando Matthews, Dale Murphy, con fly al jardín central termina la entrada.

Los números de Valenzuela en su debut en las Mayores fueron, 2 entradas completas lanzadas, 9 bateadores enfrentados, recibió un hit, admitió 2 carreras, ambas sucias, 1 ponche y ninguna base por bolas, así empezó a escribir su historia, en ese año entró como relevista a participar en otros 9 juegos, salvando uno y ganando otro, con tan pocos innings lanzados no se consideró como año de novato.

La pretemporada de Dodgers en 1981 fue desastrosa pues varios de sus lanzadores se lesionaron, malos augurios, nadie imaginaría que llegarían hasta ser los campeones de la Serie Mundial ese año, con un staff reducido de abridores, Fernando fue elegido para abrir el tercer juego de la temporada y el honor del Openning Day era para Jerry Reuss, principal estrella de los Dodgers.

Dicen que la suerte brinca donde nadie la espera y lo que parece un desastre muchas veces se convierte en algo increíble, un día antes del juego inaugural Reuss se lastima la pantorrilla y no puede de ninguna manera salir al campo a tirar ese juego, al lanzador programado para el segundo encuentro, Burt “Happy” Hooton le faltaba un día de descanso a su brazo así que tampoco era opción.

El 9 de abril de 1981, Tom Lasorda, mánager de los Dodgers se decanta por el novato Fernando Valenzuela para enfrentar a los Astros de Houston, supongo que fue una decisión que debió costarle, sin embargo, ninguna otra le daría tanta satisfacción en la vida, el resto es historia y ese día, hace 40 años, inició la Fernandomanía, en la siguiente columna la abordaremos desde ese primer día.

Si desea contactarme favor escribir a jpr.cronicas@gmail.com

Facebook: Jaime Palau Ranz

Seguiré comentando la próxima semana.