HERALDO DE MÉXICO

Oaxaca,- El director Rayo Vargas estrenó su cortometraje “Vincent la luz de una alma rota” en YouTube hace unas semanas y aunque está feliz por exponer su trabajo, está en negociaciones para poderlo llevar a un festival nacional e internacional, porque como cineasta no hay mayor satisfacción que ver su trabajo en pantalla grande.

“Estamos tocando puertas, esperamos ir a festivales internacionales, al igual que nacionales como el de Zacatecas y Morelia, estamos viendo los tiempos de armado, es un proceso largo, pero me gustaría empezar aquí en la ciudad en circuitos pequeños o en la Cineteca Nacional, sería maravilloso. Aunque sé que es difícil, porque aún es complicado que la gente se anime a regresar a las salas”, detalló.

Para él este corto es una motivación en estos tiempos difíciles, porque no por la pandemia se deben dejar de hacer las cosas. Y es que este material de poco más de 12 minutos fue hecho durante el confinamiento, lo que haría en un par de meses le tomó siete, pero él quería hacerlo, jugar con sus amigos y contar la historia del pintor se cortó la oreja completa o sólo la mitad.

El protagonista del corto es un muñeco Funko con el aspecto del artista, situado en distintas escenografías inspiradas en las casas que habitó o los lugares representativos en su vida, lo que permite que la gente conozca más sobre él de una manera divertida, aunque Vargas aseguró que no hizo este material con fines educativos, si es de interés pedagógico para alguien, lo compartiría con gusto.

“El principal reto fue que tienes un muñeco que no se mueve, entonces contar la historia es complejo, parece fácil, pero no es así. Lo principal es armar el guion, los escenarios, regresar al estudio y componer la música, para que le dé la intensidad y el peso que la historia necesita”, expresó.

Para el corto realizó más de 10 escenografías, aunque sólo metió siete en el material. Ya trabaja en una versión de “El principito enojado”, en el que igual usará muñecos, como en otro sobre el acoso sexual.