Oaxaca.- Con una gran carga de la realidad de lo que ocurre en las tripas del partido de López Obrador, el analista asegura que el proceso de selección de candidatos de Morena fue pésimamente conducido por Mario Delgado y la comisión de elecciones de Morena. Menciona que entre los candidatos aparecen muchos impresentables y cita casos concretos de Oaxaca donde dice que figuran operadores de Ulises Ruiz y anti-lopezobradoristas reconvertidos. Es el caso de la presidenta municipal de Huajuapan de León, doña Juana Cruz. Busca ser reelecta a pesar de que la Auditoría Superior de la federación le señala irregularidades graves como el desvío de 15 millones de pesos de las arcas municipales.

En este espacio he mencionado escandalosos casos de venta de candidaturas, imposición de familiares como lo hizo la diputada por el distrito de Ixtlán, Griselda Sosa Vázquez quien, como si se tratara de una dinastía impuso como candidata a su sobrina. El presidente municipal de San Agustín Loxicha pagó, dicen, 10 millones de pesos para que Salomón Jara aceptara como candidato a diputado a su hijo (del edil). Aquí he relatado decenas de trastadas alrededor de las candidaturas del Morena que, finalmente, están, como dice Gibrán, destruyendo el partido de AMLO.

SE FISURA CARTEL22

Hasta el cartel 22 que parecía una indestructible coraza sostenedora e impulsora del lopezobradorismo en Oaxaca, se ha fisurado ¿Saben cuál fue el misil que rompió su unidad? El tráfico de las candidaturas. El rompimiento no puede ser más evidente.

En el marco del Día del Trabajo el dirigente formal del cartel22, Eloy López Hernández se lució en un acto político que no gusto nada a sus oponentes y grupos radicales al interior de la sección sindical. Entregó al gobernador Alejandro Murat Hinojosa un reconocimiento por las buenas relaciones sindicato-gobierno y un pliego de peticiones. El acontecimiento no gustó principalmente a la secta que encabeza el vocero oficial de la 22, Wilbert Santiago.

OPERA COMO PARTIDO

Históricamente la relación del cartel22 y los sucesivos gobernadores ha sido ríspida por lo que el acercamiento del dirigente formal Eloy López con el Ejecutivo del estado Alejandro Murat marca, sin duda, un nueva era en el trato. Como todo en política, este evento resulta un éxito, pero despierta suspicacias. A eso obedece la reacción pública del propio Wilbert Santiago, vocero de la sección 22 quien ve con recelo la nueva relación política y hasta pide la remoción de Eloy cuya dirigencia feneció en enero pasado.

Si partimos de la realidad de que la sección 22 del SNTE se maneja como autentico partido político con la gran ventaja de que todos sus agremiados reciben salario del gobierno, este status político se fortalece.

Los agremiados del cartel 22 tienen una sola encomienda: primero el trabajo político, después su labor en las aulas. A eso obedece que el gobierno federal, principalmente el presidente AMLO, los considere activistas consentidos y les concede todo cuanto exigen, aunque no trabajen.

El acontecimiento del primero de mayo tiene motivaciones políticas. Parece que les traerá mejores beneficios que su estrategia de: movilización-negociación. Ahora será diálogo. Bueno, hay que esperar la reacción desde las filas de los “duros” o los más ambiciosos.

Me dicen que lo que terminó por partir la aparente unidad de este sindicato fueron 3 cosas: intromisión de los intereses políticos del senador Salomón Jara; el reparto de las candidaturas y la menor tajada que dejó inconforme a los “duros”.

El grupo de Eloy López Hernández se dio por satisfecho con las cuotas de candidaturas que le entregó el Morena. Eso se debe a que muchos profesores y familiares de Eloy y otros jefes de grupo hayan sido premiados. Es el caso de Arcelia López Hernández hermana de Eloy, a quien Morena postula como su abanderada para la presidencia municipal de Tlaxiaco. El premio de lo dieron sin ser oriunda de la cabecera municipal, por una sola razón: este municipio maneja un presupuesto superior a los 250 millones de pesos una cantidad de dinero muy apetitosa sobre todo cuando se gasta sin mayor control con la protección de una mal entendida autonomía municipal y la complicidad del Congreso del estado donde el Morena tiene mayoría abrumadora.

Los que parece que no quedaron muy contentos con la tajada de candidaturas, son los grupos “duros” que encabeza Wilbert quien ya amenaza con los rescoldos de la APPO y organizaciones como Uacol, Sol Rojo, Falp, entre otros.