EL ECONOMISTA

Oaxaca.- El director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, informó la mañana de este miércoles que la compra de la mitad de la refinería de Deer Park en Houston, Texas, costará 1,192 millones de dólares al incluir los montos por inventarios y deuda que se pagarán a Shell si las autoridades aprueban esta operación.

En la conferencia presidencial, expuso que a los 596 millones de dólares en efectivo que aceptó su socia en el acuerdo de adquisición, se añadirán 106 millones de inventarios de petróleo y derivados que tiene la planta, y 490 millones de dólares en deuda de Shell en la sociedad.

El funcionario explicó que, aunque Shell afirmó que no tenía intenciones de vender la planta, está operación inició en agosto de 2020, a partir del anuncio de Shell de vender algunas de sus refinerías.

Entonces se expuso al presidente López Obrador este plan y su respuesta fue afirmativa pero condicionada a adquirir justamente la de Deer Park, una de las que Shell no estaba dispuesta a vender en ese momento, pero de la que Pemex tenía la propiedad de 49.005 por ciento.

Luego de meses de negociaciones, se logró la operación, que también incluye el inventario de crudo y petrolíferos, consistirá en 106 millones de dólares en efectivo y 490 millones de dólares de deuda de Shell, precisó Romero Oropeza.

La refinería Deer Park tiene una deuda que asciende a 980 millones de dólares, comentó Romero Oropeza. Al respecto el primer mandatario aseguró que el gobierno cuenta con una reserva de recursos para su pago de casi 47,000 millones de pesos.

Al ser cuestionado sobre cómo se cubriría la deuda, AMLO señaló que existe una reserva de recursos por el orden de 47,000 millones de pesos, de los cuales 30,000 están en Banobras y 17,000 millones más que correspondían a la atención de desastres naturales del Fonden.

“Pemex tenía una participación importante, pero no tenía el control de la refinería, siempre la refinería estuvo controlada por Shell, y esto llevó a que las utilidades se reinvierten en la propia refinería, no había utilidades”, dijo, “ahora Pemex tendrá el control de la refinería, o está en proceso de concluirse, pero ya se firmaron todos los documentos, se cerró la operación”.

A su vez, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la refinería tendrá el propósito de utilizar crudo mexicano y vender combustibles al país, tanto para dejar de exportar petróleo como para ya no importar petrolíferos.

La refinería de Deer Park tiene una capacidad de 340,000 barriles diarios, de los que 110,000 son de gasolina, 90,000 de diésel, 90,000 de turbosina y el resto de otros productos, enunció el director de Pemex.