REFORMA

Oaxaca.- La transición no fue sencilla: el 16 de mayo, un día después de que en asamblea general los productores mezcaleros desconocieran a Hipócrates Nolasco, tras 9 años al frente de la organización, en represalia fueron sustraídos servidores, carpetas de información y los hologramas que funcionan como distintivos en la certificación del producto al determinar que cumple con la Norma 070 de Denominación de Origen del mezcal.

Cohetero asegura que las actividades del Consejo se están retomando y operan actualmente al 80 por ciento en verificaciones y muestreos, luego del saqueo a las oficinas centrales en Oaxaca.

“Todavía no me ha entregado la administración saliente, estamos trabajando al 80 por ciento de la capacidad, la mayoría de los empleados reconocieron la nueva administración, seguimos trabajando, no se puede parar el sector”, dijo.

Sobre los hologramas, precisó que fueron solicitados a otro proveedor, por lo cual estarán disponibles en los próximos cuatro a cinco días.

Al presidente saliente se le acusa de desvío de recursos, mismos que se buscarán transparentar, pues se estima una recepción de entre 20 y 30 millones de pesos anuales al Consejo, para lo cual ya se está planeando una nueva asamblea.

En 2019, la producción de este destilado sumó 7 millones 145 mil litros y desde 2014 registra una tasa promedio de crecimiento de 37 por ciento.