FORBES

Oaxaca.- El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al consorcio Alstom-Bombardier cumplir en tiempo y presupuesto la construcción de los 42 primeros convoyes del Tren Maya.

Con un presupuesto de 36,000 millones de pesos, los trenes tendrán que estar listo para 2023, cuando se comenzarán las primeras pruebas preoperativas.

“Son empresas serias, responsables y estoy seguro que van a cumplir haciendo trenes de calidad, modernos, que se va a cumplir con el presupuesto estimado, que no van a haber ampliaciones y que se va a a cumplir en el tiempo, que es todo un desafío”, aseguro el mandatario federal en su conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional.

Te recomendamos: Xiinbal, Janal y P’atal: así serán los convoyes del Tren Maya

Alstom-Bombardier fue el consorcio que ganó la licitación pública internacional para el armado de los convoyes, los cuales fabricará en Ciudad Sahagún, Hidalgo, donde se espera la reactivación del empleo, factor por el que fue elegida respecto a otros competidores como CAF.

Rogelio Jiménez Pons, titular del Fondo de Fomento Nacional al Turismo (Fonatur), detalló que Alstom-Bombardier fue elegida ya que dentro de su propuesta ofreció que el 72% de la construcción de los convoyes tendrá componentes nacionales.

“Habíamos pedido un mínimo del 65% de grado de integración, es decir, que los trenes fueran de hechura nacional y en el caso del competidor fue apenas del 60%”, comentó.

No te pierdas: Bombardier: la favorita de AMLO en el Tren Maya y el Metro de la CDMX

Se tiene previsto que el Tren Maya preste servicios a finales de 2023, unos meses antes de que el mandato del presidente López Obrador concluya.

A la firma del contrato de construcción de las locomotoras del Tren Maya, acudieron el canciller Marcelo Ebrard, Jean-Pierre Asvazadourian, embajador de Francia en México; Graeme C. Clark, embajador de Canadá en México; Thierry Best, director comercial de Alstom; Maite Ramos Gómez, directora general de Alstom México y representante legal de Bombardier Transportation México, y Sandra Palacios Ríos, directora comercial de Bombardier Transportation México.