UNIVISIÓN

Oaxaca.- Melissa y Georgia Laurie, de 28 años, fueron llevadas por un guía turístico a una laguna cercana al turístico sitio de Puerto Escondido, en el sureño estado de Oaxaca, cuando Melissa fue atacada y el cocodrilo la arrastró bajo el agua.

Fue su hermana quien la encontró flotando boca abajo y al tratar de llevarla hacia el bote, el cocodrilo volvió a atacarlas, por lo que tuvo que luchar contra el animal y golpearle la cabeza hasta lograr que se escabullera entre las aguas de la laguna.

Ambas se encuentran hospitalizadas. Georgia sufrió heridas en las manos y Melissa entró en coma para evitar infecciones en sus heridas.

Sue Laurie, padre de las gemelas, dijo a diversos medios que las dos jóvenes quedaron con graves heridas por las mordeduras del reptil, pero que fue Melissa la que llevó la peor parte pues estuvo a punto de ahogarse y ahora lucha por su vida en un hospital mexicano.

“Melissa está viva, pero no sabemos si sus heridas ponen en peligro su vida o no. Tiene agua en los pulmones y ha estado tosiendo sangre. Entonces no sabemos si tiene un pulmón perforado o no”, dijo Laurie a diversos medios locales.

Las gemelas habían estado trabajando en un voluntariado con animales en México, y decidieron visitar la laguna cuando estaban en un tiempo libre. Un guía turístico que las gemelas habían reservado a través de su albergue resultó no estar registrado y tenía la reputación de llevar a los turistas a lugares peligrosos para nadar, dijo Hana, la hermana mayor de las gemelas a The Guardian.

“Ha ido al lugar donde viven los cocodrilos y no al lugar donde se llevan a cabo todos los recorridos autorizados legalmente certificados”, dijo.

La familia estaba tratando de decidir si podían volar a México, que está clasificado como ámbar por el riesgo de coronavirus por el gobierno del Reino Unido. Además, crearon una cuenta de GoFundMe para recaudar fondos para los gastos del hospital.

Un portavoz de la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo dijo: “Estamos apoyando a la familia de dos mujeres británicas que están hospitalizadas en México y están en contacto con las autoridades locales”.