EL ECONOMISTA

Oaxaca.- El peso mexicano se aprecia frente al dólar estadounidense por tercera jornada consecutiva. La tendencia positiva que comenzó tras las elecciones es extendida por el debilitamiento del dólar, en espera de datos de inflación de Estados Unidos.

El tipo de cambio se ubica en 19.6565 unidades por billete verde, contra un registro oficial de 19.7150 unidades en su cierre de ayer, con el dato del Banco de México (Banxico). Su avance es de 5.85 centavos, con una variación de 0.30 por ciento.

El cruce de divisas se mueve en un rango entre un máximo de 19.7115 unidades y un mínimo de 19.6110 unidades por billete verde. Con su sótano de la jornada, el peso alcanzó su mejor nivel desde la sesión del 21 de enero, de 19.5436 pesos.

Por su parte, el billete verde pierde contra sus pares más importantes. El Índice Dólar (DXY), que lo compara con una canasta conformada por seis divisas fuertes de referencia, muestra un retroceso de -0.10% con un nivel de 89.99 unidades.

El dólar cede terreno previo a la publicación de cifras de la inflación de Estados Unidos y una reunión del Banco Central Europeo (BCE), que se espera entregue señales de la recuperación global y sobre la continuidad de estímulos (el jueves).

Los mercados se muestran cada vez más nerviosos por el presunto comienzo del fin de los masivos estímulos monetarios en apoyo a la economía. Se temen aumentos a las tasas de interés y que el dólar suba si la inflación sigue al alza.

Por ahora, “el comportamiento del peso implica que domina el sentimiento de que posibles presiones inflacionarias serían un fenómeno temporal, algo que pregona la Reserva Federal”, explicó la firma local CI Banco en una nota de análisis.

jose.rivera@eleconomista.mx