Oaxaca.- Aunque la entrevistadora estaba por brincar el tema al decirle “espero que vuelvas para que hablemos más largo y aunque las elecciones en Oaxaca son el próximo año…”, el director general del ISSSTE sugirió dejar el mensaje más claro: “si me lo permites hablaremos antes”.

Fue esta la primera afirmación del político mixteco hijo del ex gobernador Heladio Ramírez López, sobre sus anhelos de participar en la próxima elección de gobernador el próximo año. El pasado fin de semana Luis Antonio Ramírez estuvo en Tlaxiaco para supervisar el hospital que allí tiene el instituto que dirige y le hicieron la misma pregunta.

Su respuesta también se escuchó espontánea. “El hecho de haber sido diputado federal y local y tener un cargo federal me permite tener la oportunidad de aspirar a ser gobernador de mi estado, pero debo esperar los tiempos y la convocatoria”.

Aunque en ambas entrevistas no dijo qué partido lo postularía, se deduce que será por el Morena que es el del presidente López Obrador quien lo invitó a la dirección general del ISSTE.

Contrario de los códigos del viejo PRI que hizo a su padre Heladio Ramírez gobernador de Oaxaca, su joven vástago empieza a moverse. Está convencido de que en el Morena no incide, para nada, la fábula del desaparecido Fidel Velásquez de que “el que se mueve no sale” y ha empezado a moverse.

ENTRE QUERER Y PODER

Con las declaraciones del director general del ISSSTE suman ya ocho los políticos chapulineros, de todos los colores, que manifiestan abiertamente su deseo de participar en la elección de gobernador el próximo año. Obvio, hay algunos que quieren sin mayores posibilidades. La gran diferencia entre querer y poder.

A eso se debe que suenen nombres que mueven a la risa como el del famoso diputado de familia Benjamín Robles Montoya motejado “Carasucia”, el del juchiteco Carlos Sánchez López que más bien busca su enésima derrota. Ya perdió con el PRD ante José Murat y hoy está considerado con alta invalidez política por el estado de putrefacción en que deja la otrora poderosa COCEI en la zona del Istmo.

Mueve también a la hilaridad el hecho de que se promuevan políticos tan degradados como Alejandro Avilés, Adelfo Regino Montes, Eviel Pérez Magaña, Samuel Gurrión, entre otros.

De Adelfo he dicho que es un ladino, pero no por su origen indígena del que debería sentir gran orgullo como este escribiente de su origen zapoteco. Se lo digo por lo que define el diccionario: “Ladino: indígena que reniega de las costumbres de su comunidad indígena, o que se aprovecha de su superioridad cultural para engañarlos”. Hace unos días el director del INPI firmó en mi contra una carta aclaratoria diciendo que yo lo llamé “indio ladino”. Jamás, he dicho tal reniego.

Estos serían los indeseables, pero están también los rescatables en base a su trabajo político. Salomón Jara Cruz aunque ya fue candidato perdedor a gobernador, es persistente. Se mueve abiertamente como candidato por segunda vez y su franca campaña la arrancó desde el momento en que fue ungido senador de la República hace tres años. Pudiera decir que es el candidato más adelantado, aunque no el más aventajado.

Entre los priistas o afines a este partido, más bien a su gobernador Alejandro Murat Hinojosa, está Raúl Bolaños Cacho Cué, bien posicionado a partir de los resultados que obtuvo su partido PVEM en la reciente elección. Pero hay algo más: Consolidó en Oaxaca la primera alianza electoral con Morena. No precisamente el PRI-MOR, pero no olviden que Bolaños obtuvo la Senaduría como candidato del PRI aliado con el verde y este partido hoy refrendó en Oaxaca triunfos aliado con Morena.

Con los mismos anhelos anoten al edil electo Francisco Martínez Neri aunque él mismo se ha descartado al decir: “fui electo para presidente municipal por tres años”.

MUJERES AUSENTES

Lo que llama la atención es que, pese a los vientos de cambio en las políticas de género, muy pocas mujeres estén la competencia por la gubernatura. Carecen de trayectoria política que las empuje.

Aunque el senador Salomón Jara Cruz ha comentado entre sus cercanos que su homóloga y compañera de partido Susana Harp Iturribarría “no pasará”, aparece como precandidata con buenas posibilidades. Sigue los mismos pasos la priista diputada local electa Mariana Benítez Tiburcio fogueada en las grandes ligas de la política nacional. Hagan sus apuestas.