INFOBAE

Oaxaca.- Las vacaciones de verano de 2021 empezaron en México y junto con ellas, la llegada de visitantes nacionales e internacionales a los principales destinos turísticos del país.

Puerto Escondido es la ciudad más poblada de la costa oaxaqueña y uno de los principales sitios turísticos del estado; no obstante, ante el repunte de casos en este paradisiaco lugar, la autoridad municipal de San Pedro Mixtepec, uno de los dos municipios a los que pertenece esta ciudad, declaró semáforo rojo.

Además, anunció estrictas medidas, como de dos a tres horas de cárcel sin derecho a pago de multa o trabajo comunitario para quienes no porten cubrebocas permanentemente, a fin de proteger a los ciudadanos y visitantes.

El presidente del municipio, Fredy Gil Pineda, informó que no se bajará la guardia, y explicó que las medidas se endurecieron porque hay un repunte en el número de contagios y se han detectado variantes peligrosas.

“Vamos a tomar la determinación de usar obligatoriamente el cubrebocas (…) por multa serán de dos a tres horas de arresto a las personas que no usen cubrebocas”, comunicó el funcionario oaxaqueño en un video.

Comentó que la decisión de las sanciones se tomó debido a que el municipio también enfrenta la falta de oxígeno para las personas intubadas en las áreas de terapia intensiva de los hospitales.

El alcalde aclaró que la movilidad está permitida, pero bajo restricciones de prevención tal como el uso permanente de cubrebocas; un aforo mínimo en playas, restaurantes, y hoteles; restringir la venta de bebidas alcohólicas; y cerrar bares, cantinas, centros nocturnos y discotecas.

“Hemos detenido a 15 personas en las últimas horas, quienes fueron sorprendidas en las calles (…) Se les aplica una multa de 500 pesos y 36 horas de cárcel, no hay fianza ni trabajo comunitario”, precisó.

Según los registros de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), hasta el 13 de junio San Pedro Mixtepec contaba con 570 casos confirmados acumulados y 40 defunciones, además de 65 casos activos.

Cabe mencionar que en Santa María Colotepec, el otro municipio al que pertenece la segunda parte de Puerto Escondido, decretó la suspensión de fiestas patronales, así como de bailes, rodeos, jaripeos, eventos deportivos, concursos, eventos culturales y sociales como bodas, XV años y bautizos, además de graduaciones de ciclos escolares.

Aquí también se acordó el uso obligatorio de cubrebocas en comercios, transporte y espacios públicos; sin embargo, sólo se acordaron multas y trabajo comunitario para quienes no cumplan con dicha disposición.