LA JORNADA 

Enrique Méndez.

Lunes 19 de julio de 2021, El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, define que, pasadas las elecciones, debe prevalecer el interés del país, buscar la unidad mediante el diálogo y la política. No obstante, cuestiona, hay actores que buscan ir al choque, a quienes no les gustan las decisiones del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero él ganó en 2018, su gobierno es de seis años y hay que respetarlo. Se requiere hacer política de altura.

En entrevista con La Jornada, insiste que el avance del país depende de la unidad nacional. Los enemigos ahí están: la pobreza, la falta de salud y de oportunidades. Yo soy consistente. Hago política de altura. Algunos quieren llamar la atención haciendo politiquería, pero lo que vale son los resultados hacia abajo, para la gente.

Murat Hinojosa considera que hay una nueva relación entre la Federación y los gobiernos estatales, pero también una ausencia de autocrítica entre los gobernantes y los partidos, originada por la soberbia desde el poder.

Esa carencia de autocrítica provocó que el sistema de partidos, en la actualidad, se encuentre en un mal momento. No somos los peores, pero tampoco los mejores políticos que se merece México, reconoce.

En su ámbito de responsabilidad, el de Oaxaca, el gobernador describe cuatro resultados que, a cinco años de su mandato, contrastan con el entorno que dejaron los dos gobiernos recientes.

Hay, expresa, gobernabilidad y paz social, y presenta un ejemplo nítido: En su penúltima gira, el Presidente entró y salió a pie al centro histórico de la capital y a Palacio de Gobierno de manera pacífica. Es la primera vez que ocurre en la era moderna de Oaxaca.

Segundo, la gobernabilidad y una inversión histórica este año de 20 mil millones de pesos en infraestructura han permitido un crecimiento de 4.5 por ciento en la entidad; esto a su vez se ha traducido en un tercer resultado: la reducción de la pobreza extrema y de pobreza laboral.

Y, anota, Oaxaca se ubica entre los nueve estados más seguros del país, donde sus habitantes y los turistas pueden caminar por las calles de la capital tranquilamente aun de noche.

–La gobernabilidad también implica diálogo con el Ejecutivo. ¿Cómo es la relación con el Presidente?

–Somos una República democrática y cualquiera que tiene una responsabilidad debe estar a la altura de ese compromiso, sin fobias de ningún tipo, sino enfocarse en las coincidencias. Se puede estar o no de acuerdo, pero la coincidencia es que le debe ir bien a México y mi interés como gobernador es que le vaya bien a Oaxaca.

“Respeto al Presidente por ser el jefe del Poder Ejecutivo federal y, segundo, él coincide conmigo en un objetivo: transformar a Oaxaca y es lo que estamos haciendo.

“También tengo una relación personal con él, que agradezco, y de afinidad que construimos en lo político y en lo personal. Lo que importa para los oaxaqueños son los resultados.

“Yo hago política, que es coordinarse, no politiquería. Hay muchos actores que son porros de la política y eso no lo comparto. Así que hay que dejar muy claro qué postura tiene Oaxaca y qué representa el gobernador, que hace política de altura, y se traduce en resultados para los oaxaqueños.”

–A partir del resultado de las elecciones, ¿aún es viable la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago)?

–La Secretaría de Gobernación ya dejó claro que la puerta para los acuerdos es la Conago. Es un espacio natural de diálogo entre el gobierno federal y los gobernadores, independientemente de su filiación partidista, y es positivo contar con este tipo de espacios y que se consoliden.

“Y si no los tenemos habrá problemas en el mediano y largo plazos. Es positivo que se mantenga.

“En todos los estados hay muchas carencias y, lamentablemente, enormes excesos, es ahí donde debemos trabajar para hacer una sociedad más igualitaria, con justicia social.

Este es el punto clave de la democracia económica, educativa, de salud, en vivienda y en educación. La democracia no finaliza en un proceso electoral para elegir gobernantes, va más allá de eso. Estos son los retos de la nueva realidad política nacional, de la novedosa relación entre el gobierno federal y los estatales.

Guelaguetza virtual

Hoy en Oaxaca, con el primer Lunes del cerro, se inician las festividades de la Guelaguetza. El gobernador Murat Hinojosa señala que la prioridad es salvar vidas y, por tanto, la presentación de las delegaciones de las ocho regiones será virtual.

“La prioridad es salvar vidas, pero la Guelaguetza no se deja de hacer. Invito a que, desde las plataformas en Internet, así como por la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión (Cortv) puedan seguir las actividades y concursos. Logramos evitar eventos masivos, pero Oaxaca está abierto para recibir a quienes quieran disfrutarlo, de manera segura, porque tenemos todos los protocolos.

Las playas de Oaxaca son las más seguras del país. Puerto Escondido y Huatulco no tienen más de 10 casos activos de Covid-19 en este momento y tenemos la certificación internacional Safe Travel. Oaxaca es seguro y vive su mejor momento. Está de moda, expresa.

https://jornada.com.mx/2021/07/19/politica/005n1pol