ANIMAL POLÍTICO / FOTO CUARTOSCURO

Oaxaca.- La mayoría de la representación zapatista que debería participar en la gira europea sigue en México a la espera de iniciar su viaje. En total, 177 personas que forman parte de la delegación aguardan sin saber cuándo volarán a París, donde estaba previsto que iniciasen sus actividades. Por un lado, no tienen la certeza de que el gobierno francés vaya a poner trabas a su llegada. Por otro, 62 de los integrantes del equipo siguen sin recibir el pasaporte a pesar de que el presidente Andrés Manuel López Obrador instruyó a la secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) para que facilitase los trámites.

Desde el 22 de junio la avanzada de los zapatistas, denominada Escuadrón 421 y formada por siete activistas, se encuentra en Europa a la espera de que llegue el resto de sus compañeros. Desde su llegada al puerto de Vigo, en el norte de España, han mantenido diversos encuentros con organizaciones en ciudades españolas y francesas. Sin embargo, la gira iniciará oficialmente con la llegada del grueso del grupo, en el que participará el subcomandante Moisés.

La gira europea del movimiento zapatista comenzó con la llegada a España de una delegación de siete personas que atravesó el Atlántico en un barco bautizado como La Montaña. La iniciativa coincide con el 500 aniversario de la caída de Tenochitlán ante Hernán Cortés. Por eso estaba previsto un acto en Madrid para el próximo 13 de agosto sobre el que todavía no hay confirmación, ya que la agenda depende de la llegada de los delegados mexicanos.

Según explica Javier Hernán, integrante de la comisión de comunicación de la coordinación europea de la gira, hay más de 5 mil organizaciones de diversos países europeos que han solicitado mantener un encuentro con la representación zapatista. La gira no se dará como oficialmente iniciada hasta que no llegue la delegación que espera en México y en la que hay integrantes del EZLN, el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Frente de Pueblos en Defensa del Agua y de la Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala. “Hay dos delegaciones. La marítima que se traslado en la Montaña, son la avanzada. Ahora va la delegación aerotransportada, el grueso del contingente”, dice Raúl Romero, integrante de la Red Universitaria Anticapitalista.

En esta semana la campaña de los grupos de apoyo se centró en presionar al gobierno francés para que se comprometa a facilitar la llegada de los delegados y no poner trabas a su ingreso al país. A través de una carta, más de 800 organizaciones, instituciones y personalidades exigieron al ejecutivo de Emmanuel Macron que se comprometa a no poner dificultades a la llegada de los mexicanos. “Nos gustaría tener su confirmación de que el gobierno francés no se opondrá a esta lucha por la vida. Que no habrá obstáculos ni distancias ni fronteras que impidan que la patria de la fraternidad, libertad e igualdad sea el puente natural de llegada de esta delegación histórica que por primera vez pondrá la voz de los pueblos originarios en primer plano en nuestras calles, teatros, universidades y corazones”, dice la carta. Para presionar al gobierno francés durante esta semana se celebraron protestas ante embajadas y consulados en localidades como Frankfurt, Alemania, o Genova, Italia.

La carta no ha recibido respuesta por parte de las autoridades francesas. El único antecedente es el de la delegación que llegó por mar a las costas españolas y que no se encontró con ninguna traba migratoria.

Sin embargo, el problema para la partida sigue estando en México. En un comunicado difundido por el subcomandante Moisés el pasado 16 de julio se señala que 62 de los 177 integrantes de la delegación todavía no han recibido su pasaporte. La denuncia formulada el mes pasado contra la SRE por no entregar documentación a los zapatistas llevó al presidente López Obrador a comprometerse con facilitar el viaje. Un mes después, sin embargo, aquella promesa no se ha cumplido. “A pesar de que hemos demostrado identidad y origen, (la SRE) sigue exigiendo más y más papeles”, dice el comunicado. Animal Político consultó a la institución que dirige Marcelo Ebrard y esta respondió que hasta el 7 de julio se tramitaron 112 pasaportes en coordinación con el EZLN. No hubo respuesta sobre las denuncias de la organización, que son posteriores a esta fecha.

En este comunicado el EZLN también anunció que llamaba a sus bases a participar en la consulta convocada el 1 de agosto por el gobierno de López Obrador y votar “si” como mecanismo para “cumplir con el derecho a la verdad y la justicia de quienes han sido víctimas por acciones y omisiones del Estado Mexicano”.

A la espera de la llegada del grueso del grupo, los siete integrantes de la avanzada que desembarcaron en Vigo a finales de junio celebraron encuentros en Mérida, Barcelona, Valencia y Madrid (España) y Toulouse y París (Francia).

“Vienen a traernos esperanza. Vienen a traer la posibilidad de seguir luchando por construir una sociedad mas justa. Su ejemplo es inspirador, porque son referente de construcción de autonomía, resistencia ante el gobierno y construcción de sociedad anticapitalista”, dijo Javier Hernán.