FORBES

Oaxaca.- El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró como actos de politiquería las sanciones que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha impuesto al Partido Verde por contratar a influencers para hacer campaña durante la veda electoral.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el jefe del Ejecutivo federal puso en la misma canasta el caso de Samuel García, gobernador electo de Nuevo León, y su esposa, Mariana Rodríguez, quien también es influencer.

El mandatario afirmó que urge una renovación en las autoridades electorales, ya que su actuación en el proceso comicial de junio ha sido poco confiable.

“Pues (los influencers) deben de participar como todos, sin límites. Y es lo más normal que un simpatizante, más si se trata de la esposa, pues hable bien de su esposo. Si va a cobrar o no va a cobrar, pues eso es otra cosa. Yo veo esto más politiquero porque ni siquiera diría político, la política es un noble oficio”, opinó López Obrador.

Ayer, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó multar al Partido Verde Ecologista de México (PVEM) con 40 millones de pesos y cancelar sus prerrogativas en radio y televisión por un año.

De igual forma, sancionó con 55.7 millones de pesos a Movimiento Ciudadano y a su gobernador electo en Nuevo León, Samuel García, por recibir apoyo de su esposa Mariana Rodríguez en sus redes sociales.

El INE también multó al partido y al gobernador electo con 28 millones de pesos por recibir de sus familiares aportaciones de 14 de millones de pesos y le reducirá a Movimiento Ciudadano 25% de sus recursos mensuales por concepto de actividades ordinarias hasta alcanzar dicha cantidad.

Cuestionado al respecto, el presidente de la República afirmó no estar de acuerdo en la actuación del INE y del Tribunal electoral que, por ejemplo, decidieron cancelar las candidaturas de Morena a Guerrero y Michoacán.