Juan Martínez Ferra

Oaxaca. Desesperado porque la candidatura al gobierno de Oaxaca por Morena se le escapa por sus yerros, el senador Salomón Jara Cruz reúne a cientos de jóvenes, sin considerar que Oaxaca ha pasado de nueva cuenta al semáforo anaranjado por el alarmante incremento de casos de Covid-19, la saturación de hospitales y el crítico ascenso de muertes por ese mal. 

En lo que llamó Primer Encuentro Estatal de Morenaje Oaxaca, el legislador tuvo como invitados “especiales” al analista español radicado en México Abraham Mendieta y la diputada federal de Chihuahua Andrea Chávez sin ningún tipo de medida sanitaria solo para “hacer sentir su presencia”. 

Aunque fue un encuentro organizado por sus propios subordinados especialmente para mostrar “su músculo” y “arrastre” entre la población oaxaqueña, Jara Cruz posteó en su cuenta de twitter:

“Las y los jóvenes representa la fuerza de #Oaxaca. Son los pilares y esperanza de nuestro movimiento”. Fue un honor que me hayan invitado al “1er Encuentro Estatal de Morenaje Oaxaca”.

Dicha actividad se suma a la reciente marcha que organizó también usando como “gancho” la consulta del contra ex presidentes el próximo primero de agosto y en el que al igual que este evento fueron concentrados cientos de personas sin sana distancia ni medidas sanitarias que les permitan evitar contagios. 

Según sus seguidores, el senador ha entrado en una espiral donde sus aspiraciones son más importantes que la salud pública de los oaxaqueños. Nada parece detenerlo en su loca carrera, a pesar de que sabe por su experiencia como delegado político en Guerrero que la nominación al gobierno de Oaxaca será un decisión de Andrés Manuel López Obrador.