EL HERALDO DE MÉXICO

Oaxaca.- La trata de personas se centra en menores de edad y las actividades para las que se les esclaviza es para usarles con fines de explotación sexual, para trabajo forzado o para introducirlas en actividades ilícitas, señala el reporte del Consejo Ciudadano de seguridad.

En el primer informe en su tipo realizado en América Latina, señala que el 41.1 por ciento de las personas víctimas de trata son menores de edad, seguidos por el rango de 18 a 30 años de edad, con el 28.4 por ciento.

“En lapsos iguales, a partir de los reportes que se reciben en una organización se la sociedad civil, tenemos 954 casos en el primer trimestre de 2019, durante la pandemia tuvimos un aumento en el número de reportes a mil 018 y en este primer trimestre tenemos 887 reportes, lo cual quiere decir una disminución de 13 por ciento respecto al año anterior y de 7 por ciento respecto al mismo lapso de 2019”, señaló Guerrero Chiprés.

Se estima que durante estos periodos de la pandemia se pudo haber tenido un aumento en el enganche de personas a través de redes sociales.

La mayor cantidad de reportes se generan desde la Ciudad de México, gracias a la generación de una cultura de la denuncia, con 177 reportes; seguido del Estado de México, con 106; Jalisco, con 46; Baja California, 36; Veracruz, 35; Guanajuato, 32, Nuevo León, 29; Chihuahua, 21; Puebla, 21; y Querétaro, con 16.

Se reconoció que hay un subregistro en Tlaxcala, entidad de donde se conoce que hay un alto índice de trata de personas, así como en Tamaulipas, donde se vive una situación de violencia desde hace más de 30 años.

“Hay un subregistro del fenómeno en todo el país, pero es especialmente dramático, en Puebla, Tlaxcala, creemos que en Veracruz también, y una parte del Estado de México.

“Hay situaciones en que integrantes de la propia familia, y me refiero a la familia consanguínea, no la familia elegida, no el esposo, el cónyuge, si no la madre, la tía, la abuela, pueden estar eventualmente ligados al fenómeno de la trata de personas, es decir, mujeres que están en una situación de haber naturalizado una práctica sorprendentemente aceptada en ciertos espacios”, sentenció el presidente del Consejo Ciudadano.

La oferta de empleo sigue siendo el principal método de enganche de las personas y éste se da entre menores de edad.

“Cuando se precisa de personas menores de 18 años (…) quiere decir que cierto tipo de organizaciones delictivas de alta peligrosidad, cuyo giro fundamental no es la trata de personas, sino otra actividad que puede ser contrabando, producción de drogas o extorsión.