ANIMAL POLÍTICO

Oaxaca.- Por primera vez, dos libros de texto de educación básica fueron rediseñados con la participación de cientos de maestros e ilustradores que trabajaron gratuitamente durante tres meses y medio, como parte del sello de la nueva política educativa del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Sin embargo, los planes de estudio utilizados todavía corresponden a la reforma educativa del sexenio de Enrique Peña Nieto, puesto que no se ha hecho una nueva oferta curricular en la actual administración.

Así lo explicó Marx Arriaga, director de Materiales Educativos de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en un encuentro virtual con profesores este jueves, donde calificó este proceso como “un éxito” que replicará mientras él esté en el cargo. Aunque en los futuros procesos prevé que ya haya “un premio” económico para los participantes.

En marzo pasado, el área a su cargo lanzó convocatorias para que docentes, investigadores, ilustradores y cualquier interesado pudiera participar en la elaboración de 18 libros de texto gratuito. A ella respondieron 2 mil 650 personas, de las cuales mil 882 concluyó la capacitación para poder iniciar el proceso de diseño.

Con la participación de los profesores “logramos el sueño de Torres Bodet, que el magisterio hiciera sus libros. No logró Torres Bodet, lo logramos nosotros”, dijo Arriaga.

Si bien las convocatorias de abril fueron para el rediseño de 18 libros, en junio, Marx Arriaga informó a los participantes que sólo habían logrado dos, el de Español de tercero y cuarto de primaria, porque “no podíamos tener el proceso de todos al mismo tiempo. ‘Dijimos, mejo vamos a la segura y con la experiencia que tengamos, iremos por el resto’”, reconoció.

Tampoco hay certeza de cuándo esos dos libros estarán en las aulas, pues es responsabilidad de la SEP, no suya, insistió Marx, aunque estos materiales renovados, se dijo en abril, estaban previstos para el ciclo escolar que iniciará en agosto próximo.

Los 16 libros restantes de Geografía, Ciencias Naturales e Historia probablemente iniciarán trabajos de diseño en un mes y tardarían tres meses y medio más para concluirlos, pero aún no define si habría grupos por cada disciplina trabajando al mismo tiempo o sólo se concentrarían en una materia.

Marx Arriaga reconoció que este año no había presupuesto para el rediseño de libros y por eso no pagaron por el trabajo. “Es complicado diseñar un proyecto porque tienen implicaciones presupuestarias. Por eso tampoco pudimos publicar la convocatoria en medios, tuve que hacerlo en mis redes. Por eso plantear dar una remuneración, era muy complicado y a ello se sumó la veda electoral. Eso se volvió un problema y Jurídico dijo que la sacáramos así, sin ofrecer un pago”.

Pero tras comprobar que esta propuesta de diseño en colectivo funcionó, ya habría recursos públicos para pagar a los futuros participantes, aunque no precisó a cuánto ascenderá el presupuesto. “Se puede hacer más, de ahí que sí habrá una premiación tanto para profesores como ilustradores en las futuras convocatorias, pero todavía no sería pertinente decir el monto”.

Arriaga explicó que estos libros utilizarán nuevamente los planes y programas de estudio de la reforma educativa del sexenio de Enrique Peña Nieto, pues “aunque no me guste, se tiene que hacer por obligación constitucional”.

Reconoció que mientras no haya nueva currícula “no vamos a poder aterrizar la Nueva Escuela Mexicana”, la propuesta educativa del actual gobierno. “Es una exigencia que se ha hecho a la SEP desde 2019 y que todavía no se ha logrado concretar”.