CANCHA 

Tokio, Japón (31 julio 2021). La Selección Mexicana ya huele las medallas, tras golear 6-3 a Corea del Sur.

El Tricolor enfrentará a Brasil en Semifinales, luego de otra redonda actuación en Tokio 2020.

El partido fue muy bravo, mucho más de lo que dicta el marcador, pero el Tri tuvo personalidad y pegada en los momentos de mayor agobio, comandado por jugadores como Sebastián Córdova, Alexis Vega, Henry Martín, Luis Romo y el portero Guillermo Ochoa.

Los surcoreanos llegaban como un rival amenazante luego de marcar 10 goles en sus últimos dos juegos.

De hecho, compitieron en llegadas contra el equipo mexicano y marcaron dos golazos firmados por su 10, Dong-Keyong Lee, quien solo sabe meter el balón en el ángulo.

Solo que México siempre respondió en el momento justo. De hecho, se fue adelante en el marcador al 12′, con un cabezazo de Henry, luego de un recentro de Romo a pase de Vega.

Los surcoreanos empataron, pero el Tri imaginó una joya que nació en los pies de Vega, con túnel incluido y pase largo en diagonal, a Romo, que sin dejar caer el balón hizo una recepción dirigida con derecha y golpeó casi de inmediato con la izquierda, una pinturita.

El tercero fue un penal sobre Uriel Antuna, pero que Sebastián Córdova hizo válido con su gran clase; en la celebración le hizo un homenaje a Cuauhtémoc Blanco al acostarse como lo hizo el anterior 10 de las Águilas (hoy Córdova tendrá ese número) frente a Ricardo La Volpe.

Corea del Sur no se rindió y se acercó al arranque del segundo tiempo, apenas al 51′, pero entonces apareció la mejor versión de Córdova para encabezar la arremetida final.

En una jugada a balón parado, colocó un pase al movimiento de Henry, quien consumó su doblete. Sí, sigue tras las huellas de Oribe.

En el quinto de la noche en el Estadio Internacional de Yokohama fue otro gol de museo: un zurdazo de Córdova, en la horquilla derecha y de campana.

Los sustitutos no desentonaron. Al 83′, Diego Lainez hizo pedazos a dos surcoreanos, quienes aún buscan su cintura, en un pase a Eduardo Aguirre, el cual no perdonó.

Ochoa detuvo al menos tres disparos muy peligrosos de los asiáticos. El capitán también fue fundamental en los momentos de apremio. Al 90’+1′, Ui-Jo Hwang hizo el marcador más decoroso, con un remate de cabeza.

La mala nota fue la amonestación a Jorge Sánchez por lo que se perderá el juego ante los brasileños.

Ahora, el Tricolor enfrentará a Brasil el martes (3:00 horas, tiempo del Centro de México), partido al que llega luego de exhibir una versión imponente. Ya lo decía Memo: un partido más y a oler las medallas. Ese juego se celebrará en el Estadio Kashima.Hora de p