EL UNIVERSAL

Al dirigirse al municipio de Tamazula, Durango, la camioneta donde viajaba el presidente Andrés Manuel López Obrador fue detenida unos minutos por un bloqueo realizado por familiares de las primas Ana Carolina Aispuro Astorga y Andrea Candelaria Aispuro Avitia, quienes fueron asesinadas por agentes estatales de Sinaloa en enero de 2020.

En el libramiento, localizado poco antes de las instalaciones del nuevo cuartel de la Guardia Nacional en este municipio, el gobernador Quirino Ordaz Coppel -quien viajaba en la parte posterior de la camioneta del Ejecutivo federal- bajó para hablar con los manifestantes, a quienes les informó que este lunes se reunirían el fiscal de Sinaloa y Rubén Rocha, gobernador electo, para asistir a una mesa y analizar el caso.

Ante esta promesa, los manifestantes permitieron el paso de la camioneta en la que viajaba el Ejecutivo federal para inaugurar el cuartel de la Guardia Nacional en ese municipio.

La convocatoria de este bloqueo se realizó por medio de redes sociales en donde se pedía a amigos y a familiares a acompañar la marcha-caravana para solicitar la ayuda del presidente Andrés Manuel López Obrador, para que intervenga ante las “autoridades omisas” de Sinaloa y castigar a los agentes responsables de la muerte de Ana Carolina Aispuro Astorga y Andrea Candelaria Aispuro Avitia.