Oaxaca.- La polarización fomentada desde Palacio Nacional despierta al México bronco y se revierte en su contra con insultos familiares por comisionistas de gas LP, quienes iniciaron un paro nacional.

Al margen de filias y fobias, por más increíble y exagerado que parezca, avanza a pasos agigantados la cubanización y venezolización de México, para imponer la dictadura comunista.

Se intensifica gravemente la polarización política, social y económica, entre los mexicanos al crecer la desigualdad entre pobres y clase media en extinción y los ricos que cada día son más ricos.

La razón es simple y sencilla. Como en todos los gobiernos, capitalistas y socialistas-comunistas, los ricos rápidamente se hacen cómplices de los gobiernos para seguir explotando a los pobres.

A quienes lo duden por ignorancia o ingenuidad y a quienes lo nieguen por complicidad, ahí está el Consejo Asesor de Empresarios integrado por Ricardo Salinas Pliego y Carlos Slim de Grupo Carso.

Otros empresarios cómplices de los neoliberales y de AMLO son Miguel Alemán Magnani, Daniel Chávez de Grupo Vidanta, Olegario Vázquez Aldir de Grupo Imagen, Bernardo Gómez de Televisa.

Solamente los ciegos y los sordos no quieren ver ni oír, porque cierran los ojos y oídos a la terca realidad que, finalmente, termina por imponerse, a despecho de los intereses mezquinos.

Son los mismos ciegos y sordos que no quieren ver ni oír el fiel cumplimiento de las estrategias y acciones de la Agenda del Foro de Sao Paulo, para imponer la dictadura constitucional comunista.

A la polarización, división y enfrentamiento, ha seguido la lenta, pero inexorable pauperización de la clase media, en franca extinción por la imposición de impuestos cada día más confiscatorios.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se queda sin dinero suficiente para seguir regalándolo a millones de pobres y convertirles en votos cautivos en el mercado político electoral.

Lo peor de todo para el primer gobierno del Morena y la 4T es que esas dádivas, no les garantizan votos cautivos, porque el pueblo sabio ya aprendió a burlar a quienes comprar sus votos.

Prueba de ello en las elecciones del pasado 6 de junio perdieron 14 millones de votos que aumentaron considerablemente el pasado 1 de agosto en la farsa de “consulta a modo”.

Es tal la desesperación del presidente López Obrador y el gobierno de Morena y la 4T por

hacer de México una dictadura comunista que, incluso, sacaron de su tumba a votar a muertos.

El Instituto Nacional Electoral (INE) informó en la consulta popular se detectaron 5 mil 530 firmas de personas que fueron dadas de baja por defunción y otras más de 400 mil irregularidades.

Se confirma así que la regresión a lo peor del PRI-gobierno de los 70 caracteriza al gobierno de López Obrador, Morena y la 4T, incluso, con los mimos actores, como Manuel Bartlett Díaz.

Mientras se tira migajas a millones de pobres, a través de los programas sociales de Bienestar haciéndoles totalmente dependientes del gobierno de Morena y la 4T, se les niega medicamentos.

Miles de mujeres y niños enfermos con cáncer han muerto y seguirán muriendo en México y Oaxaca, porque el Gobierno federal no ha comprado suficientes medicamentos oncológicos.

Y no se trata únicamente de medicamentos contra los diversos tipos de cáncer, sino para las diferentes enfermedades crónico-degenerativas, diabetes, hipertensión y deficiencia renal.

Ayer nos desayunamos con la desagradable noticia que a la escasez de medicamentos se suma, ahora, la escasez de gas LP indispensable en los millones de hogares de pobres y ricos por igual.

La polarización fomentada desde Palacio Nacional por AMLO despierta al México bronco. Con el mensaje “hoy no se vende”, comisionistas de gas LP se rebelaron e iniciaron un paro nacional.

Suspendieron el servicio de pipas para despachar a tanques estacionarios y dueños de camiones repartidores de cilindros. El suministro de combustible está suspendido en todo el país.

Los comisionistas mostraron su enojo por la fijación de precios máximos de las gaseras, que han reducido su comisión de 2 a 4 pesos; pero con Pemex y las empresas gaseras pasará a 50 centavos.

La iniciativa de Pemex de contratar choferes y ayudantes sacará del mercado a los comisionistas.

“Si es así, que chingue a su madre AMLO porque no pasará sobre los comisionistas”, fue el mensaje.

“Suspendemos actividades. No hay condiciones de precio que nos permitan tener un margen operativo”, señala José Adrián Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros del Valle de México.

Al paro, se sumarán en los próximos días acciones de resistencia civil pacífica en Tlaxcala, Veracruz, Puebla e Hidalgo, porque no se puede vender un producto por debajo de su costo.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila

Share this: