LOS DEMONIOS TRIQUIS

Oaxaca.- El asesinato de Pablito hijo de don Pablo Guzmán uno de los dos patriarcas que controlan la nación Triqui desde Paso del Águila Putla, hizo que se excitara diabólicamente el fratricidio tan arraigado en los genes de esa raza. De Julio pasado (2020) a la fecha han asesinado a doce líderes regionales.

El otro patriarca dominante es don Manuel Ortiz quien, desde El Rastrojo Copala, escucha y determina situaciones de su feudo Triqui.

Ambos personajes, a la par con los forasteros que formaron el MULT, son los que determinan el destino de 21 de las 33 agencias y rancherías Triquis, incluyendo San Juan Copala. Son los que toman las decisiones más trascendentes para su pueblo y, según me dicen, permiten y hasta fomentan el fratricidio.

Mis informantes dicen que ante la determinación de los dos patriarcas no hay autoridad que logre detener las venganzas que están ultimando los liderazgos emergentes que crecían bajo la tutela de don Pablo y don Manuel.

Víctima de estos asesinatos fue Gabino Ávila Martínez coordinador del MULT en la Mixteca y uno de los prospectos de don Manuel para suceder a Rufino Merino al frente del MULT. El crimen dejó libre el camino para Rogelio Pensamiento Mesinas quien releva a Merino a propuesta de don Pablo.

Dicen que Pablito crecía políticamente a la sombra de su padre para suceder a Rufino Merino por eso a don Pablo nadie le quita la idea de que Rufino lo mandó matar. Muerto los dos prospectos para el relevo en la dirigencia formal del MULT, se soltaron los demonios

LAS PURGAS

El fratricidio es común en esa zona, pero la muerte del hijo de don Pablo provocó ríos de sangre. Al morir Pablito su padre se dolió demasiado y culpó del crimen al entonces líder formal del MULT Rufino Merino. Lo amenazó con tal furia, me informan, que éste se ocultó. Huía de la muerte anunciada cuando lo sorprendió la Pandemia y falleció.

Solo para que calculen el poder de estos personajes Triquis les doy un dato: Juan Domingo Pérez Castillo es papá de la hoy diputada federal Beatriz Pérez López y compadre de don Pablo. Se reunieron los dos patriarcas con Juan Domingo y determinaron que la curul que les ofrecía el Morena fuera para la dama. Fue una decisión que quedará en las crónicas de la historia, si tomamos en consideración la profunda misoginia que prevalece en los Triquis.

Esta concesión del partido Morena, por órdenes del presidente AMLO, muestra una generosidad política que no es correspondida por el MULT. Al contrario, esta diputada envió a su suplente a reventar el primer retorno de desplazados en Tierra Blanca.

MULT, PETATE DEL MUERTO

Asustar con “el petate del muerto” es un dicho popular que refiere cuando alguien pretende causar miedo sin que haya causa justificada para ello. Eso pasa a las autoridades federales y estatales se apanican cuando los que regentean las siglas MULT amenazan con “accionar”. Pero sucede al revés cuando políticos oportunistas se ponen contentos, caen en el señuelo de que aliados con el MULT pueden alcanzar posiciones políticas o hasta la gubernatura.

Esta idea es la que hace que en este momento veamos juntos a personajes siniestros tan cercanos al MULT como Gervasio García del FALP, Rogelio Pensamiento, Flavio Sosa, entre otros. Todos estos acuerpan a Francisco Martínez Neri en sus pretensiones políticas.

Hay que reconocerles que han tenido asesores muy astutos que hasta protección política internacional les han conseguido. Allí están los tutelajes de la CIDH para los que se han apropiado de los portales del Zócalo. Es una especie de patente de impunidad. A eso se debe que desde hace más de 12 años mantengan enajenado el inmueble más emblemático de Oaxaca,

Amenazan de tal manera que no hay poder que les cancele ese jugoso negocio que significa mantener invadidos los portales del palacio de gobierno y sus alrededores. Son suyos esos espacios que hasta arrendan a terceros. Un negocio muy lucrativo, aunque tienen que compartir sus ganancias con sus manipuladores y patriarcas.

Llama la atención que los políticos y sus partidos se disputen el control de las tres organizaciones Triquis (MULT-UBISORT-MULTI) cuando todos saben que, con excepción de San Juan Copala que tiene cierto número de habitantes, el resto son rancherías pequeñas que no aglutinan más de 4,500 votantes ¿Entonces que buscan? El poder político y económico que dejan las movilizaciones.

La nación triqui la integran 33 rancherías de las cuales 21 las controla el MULT. El resto obedece a los intereses del MULTI y UBISORT. No hay muchos votos, pero la gestoría Triqui genera mucho dinero que arrancan a los sucesivos gobernantes.