Oaxaca.- Ratificó algo más trascendente en el sentido que su gobierno es objetivo neutral y no tiene preferencia por algún candidato, que es gobernador de todos los oaxaqueños, no sólo de los priistas, y que gobierna para todos.

Cuestionado por los medios de comunicación sobre la posición de funcionarios y ex funcionarios inmiscuidos en el proceso electoral, como supuestamente Alfonso Martínez Córdoba, congruente, el demócrata Alejandro Murat dio ayer una nueva lección de democracia.

Sin ocultar su molestia, seguramente informado de las deslealtades de sus amigos y colaboradores yupis y yopes, en tono enérgico afirmó que hay suficientes “corcholatas” para que sus colaboradores decidan a quién quieren apoyar.

Con fina ironía, el Jefe del Poder Ejecutivo estatal confirmó lo que es sabido por muchos oaxaqueños interesados en la inminente sucesión, a iniciar en dos semanas más: proliferan las “aspirinas” de la vieja y nueva clase política.

Una vez más, como lo hizo en el pasado proceso electoral intermedio, federal y estatal concurrente en Oaxaca, soltó las amarras de sus colaboradores, quienes tienen plena libertad de decidir a quién quieren apoyar.

Ratificó  que su gobierno es objetivo, neutral, y no tiene preferencia por algún candidato. Es gobernador de todos los oaxaqueños, no sólo de los priistas, y gobierna para todos.

Informó que permanentemente se reúne con la senadora de Morena Susana Harp Iturribarría, -prima hermana de Raúl Bolaños Cacho Cué-, así como con los otros dos senadores, Salomón Jara Cruz, y el verde.

También lo hace con los líderes del PRI, Alejandro Avilés Álvarez, y de Morena, Horacio Sosa Villavicencio y Delfina Elizabeth Díaz Guzmán, y con el diputado federal del Partido del Trabajo, Ángel Benjamín Robles Montoya.

Pero dijo que, asimismo, se reúne de manera permanente con los diputados federales de Morena

Carol Antonio Altamirano, Daniel Gutiérrez Gutiérrez y Azael Santiago Chepi, ex dirigente de la Sección XXII del SNTE-CNTE.

El joven mandatario estatal salió al paso de la “guerra sucia”, “campaña negra” y “fuego amigo” desatados por el “destape” presidencial en 2024 por los altamente positivos resultados en el quinto año de su gobierno que consolidan su liderazgo nacional.

En los últimos días en medios de la Ciudad de México han sido difundidos videos críticos con “refritos” y en la capital oaxaqueña han circulado libelos y “fake news” endosadas a algunos comunicadores que han desmentido ser los autores.

Dejando entrever su satisfacción, el gobernador Alejandro Murat, acompañado de su esposa Ivette Morán de Murat, reiteró el éxito logrado en reducción de la pobreza, crecimiento sostenido seguridad y, sobre todo, gobernabilidad como no la había en los últimos diez años.

Sin duda, para ser político no sólo se nace con el talento natural necesario, sino también requiere de obligada y necesaria, amplia y sólida formación teórica y práctica en la academia y en el ejercicio mismo de la propia política.

Es de lamentar y hasta condenable que sus amigos y colaboradores yupis y yopes, quienes se molestan por la crítica propositiva, empañen con su permanente pugna los logros del trabajado de Alejandro e Ivett Murat.

Totalmente entendible esa torpe actitud, jamás aceptable, porque aun cuando los yupis continuarán con sus prósperos negocios en hoteles y restaurantes en Oaxaca, en unos meses más se irán del estado para volver sólo de fin de semana.

Al no correr sangre oaxaqueña por sus venas y arterias, ni menos haber nacido en suelo oaxaqueño, es, también entendible, jamás justificable, que no amen y trabajen por Oaxaca y menos respeten a los oaxaqueños.

Es por demás sabido que hay quienes se dan el lujo de laborar dos o tres días en Oaxaca, toda vez que el resto de los días despachan desde el centro de la República. Nada extraño en los foráneos, pues así lo hace, también, Arturo de Jesús Peimbert Calvo.

Hay otros más que por evidente, pública y notoria falta de sensibilidad por su mayúscula soberbia, como el secretario de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable, Javier Lazcano Vargas, crean conflictos innecesarios.

La falta de inteligencia y humildad para cumplir con su obligación de respetar el derecho a la información y a saber, con transparencia y rendición de cuentas, dio oportunidad a la diputada del Verde, Aurora, La Camionera, López Acevedo a armar un show en defensa de los árboles en la Ampliación del Acceso Sur.

No obstante, esta primera llamada de atención que debió encender los “focos amarillos” en el titular de SINFRA y sus flamantes asesores y cabilderos, no la tomó en cuenta y un día después estalló la disputa a balazos por el contrato de la obra entre CATEM y el CIT.

Ello obligó al gobernador Alejandro Murat a advertir ayer que enviará a la cárcel a líderes sindicales que generen violencia en la disputa de obras públicas como ya lo hizo, tras el enfrentamiento en las obras de la Ampliación a Ocho Carriles del Acceso Sur.

Las cosas no quedaron ahí, pues ayer los integrantes del Comité de Vida Vecinal (COMVIVE) de la Colonia Alemán, encabezados por Jesús Morales de la Comisión de Ecología, bloquearon el crucero de Periférico y la Avenida Símbolos Patrios en demanda de respeto a los árboles.

alfredo_daguilar@hotmail.com

director@revista-mujeres.com

@efektoaguila