En segunda vuelta nuevamente, el Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, rechazó la pretensión del presidente López, impulsada por la bancada de Morena, de convocar a un periodo extraordinario para aprobar la ley reglamentaria de la “revocación de Mandato” Al requerir el voto de las dos terceras partes de los miembros de la Comisión presentes en la reunión, sólo lograron veinticuatro votos con trece en contra, por lo que no consolidaron esa mayoría calificada. Pero, que terquedad de Morena, lograron dos rechazos en 24 horas. La primera reflexión que hay que tomar en cuenta es que López fue electo para un periodo sexenal constitucional, que dudo que se pueda modificar con una ley que en este momento se aprobara, ya que, de lograrse, como sería el sueño de muchos, la revocación de mandato, se estaría aplicando en su perjuicio en forma retroactiva, situación a todas luces violatoria del texto constitucional.

 Hay que destacar el voto de los legisladores de Movimiento Ciudadano, la jalisciense Fabiola Loya y Dante Delgado votaron en contra del periodo extraordinario, y demostraron que no actuarán, como lo esperaban muchos, como partido satélite de Morena, aunque al momento de la votación Dante se equivocó y votó a favor, pero inmediatamente rectificó y corrigió el sentido de su voto. La dirigencia de MC deberá investigar y sancionar a la Diputada Adriana Medina, quien falsificó una prueba de covid para ausentarse de la sesión dándole en automático un voto a Morena. Lo peligroso del proyecto aprobado en Comisiones por Morena y sus secuaces, es que lo que se buscaría es una “ratificación de mandato” y no en realidad una “revocación”, situaciones muy diferentes y que en nada abonan a la vida democrática del país.

La revocación de mandato había sido incorporada al artículo 35 de la Constitución desde diciembre de 2019, (y apenas les nació la urgencia de aprobarla al vapor) figura teóricamente democrática que buscaba que los ciudadanos, a la mitad del sexenio podrían decidir si el presidente se queda o se va, dependiendo su desempeño y pérdida de confianza. La oposición logró evitar que se llevara simultáneamente con las elecciones federales pasadas, ya que López quería aparecer en la boleta, luego se evitó que fuera el propio MALO quien llamara a este procedimiento democrático, por lo que deben ser los ciudadanos los que lo convoque al recabar firmas por el 3% del listado nominal de electores, y para que sea vinculante se requiere la participación de cerca del 40% de la población, deberá ser organizada por el INE. Sin embargo, la forma en que mañosamente han diseñado la ley secundaria los legisladores de Morena, solo serviría como propaganda electoral de López al preguntar simplemente si estás de acuerdo que éste continúe en el poder.

 Esta figura se aplicó en Bolivia, Ecuador y Venezuela y sirvió como base para reelegirse en forma arbitraria. Ello ha provovado su irascible conducta del Presidente, quien ha decidido culpar al INE y al Tribunal electoral de todos los males del país, y quiere quemarlos en una hoguera de leña verde. A los ciudadanos nos ha costado mucho tener estas instituciones a la altura que tienen, evitemos que tratando de controlarlas acaben con ellas.

En el supuesto de celebrarse la consulta de referencia, partcipara la sociedad en forma copiosa y decidiera la mayorìa si a la revocación de López Obrador, éste inquiero ¿ haría sus maletas al día siguiente para irse a “La Chingada” ? que asì se llama su rancho en Tabasco. Doy por cierto escrupuloso lector que imugnaría el veredicto y acusaría al INE de ser Conservador, etcétera como denosta a todos los que no le cumplen sus caprichos. Y obvio aumentaría la inestabilidad en los mercados financieros, ante el caos polìtico.

Por otra parte, en la tumba de José Vasconcelos retumbó esta semana ante las atrocidades perpetradas por Delfina Gómez Álvarez, secretaria de Educación Pública, quien había ordenado la expedición de una carta responsiva de los padres de familia para el regreso de los alumnos a las clases presenciales, avalada decisión por el propio presidente, existe ls conferencia en la “Marañera” perdón “Mañanera” que avaló MALO, y días después ante la reprobación de la medida. Insulsa en las ben ditas redes sociales,recularon el jefe, como su alfil, a grado que dijo la miisma vocera del vocero, que ers “fake news” en forma cìnica e irreponsable.

Que dicotomía con el ilustre oaxaqueño, quien fue rector de la Universidad Nacional , creador de su lema “Por mi raza, hablará el espiritu”y creador de la Secretaría de Educación Pública, hace casi 100 años. Nos recrea el atildado ínclito periodista José Luis Martínez que Vasconcelos fue ardiente defensor de sus ideales y proyectos. Para crear una biblioteca había solicitado un terreno propiedad del gobierno sobre avenida Juárez. En principio se lo concedieron, pero otros funcionarios decidieron sacarlo a remate, ignorando el compromiso adquirido con el autor de La raza cósmica. Molesto, fue a ver al presidente Álvaro Obregón a Palacio Nacional, llevando —dice— dos documentos en su cartera. Al explicarle la situación, el primer mandatario respaldó su solicitud y le dijo: “prepáreme un acuerdo para que ese inmueble vuelva a quedar afectado a Educación”. Vasconcelos sacó uno de los documentos de su cartera diciéndole: “En previsión de que usted haría justicia, traigo aquí redactado ya el acuerdo”. No lo comentó, pero el otro documento era su renuncia en caso de fracasar en sus gestiones. El cambio de gobierno frustró la creación de la biblioteca imaginada por el filósofo, pero su gesto permanece como lección de probidad.

Esa era la dimensión de presidente de México y Secretario de Educación Pública, que es digna y ahora adolecemos de esos reales seres magnàminos que amaban, construyendo un mejor País, que ahora a contrario sensu a Lòpez Obrador, acorde a lo pergueñado. recibió dos strikes.

Jugadas de la Vida

New York pide certificado de vacuna en restaurantes, conciertos y gimansios.

Twitter: @ldojuanmanuel