En días pasados, la Comisión de Prerrogativas y Partidos políticos del INE terminó la asignación de las diputaciones plurinominales y después de su aprobación en el Consejo General, la Cámara de Diputados quedó conformada así: PAN 114; PRI 70; PRD 15; MC: 23; Morena 198; Verde: 43 y PT 37. Equilibrio paritario, ya que habrá 248 mujeres, esto es prácticamente el 50% de la Cámara. Afortunadamente, Morena y secuaces no lograron la mayoría calificada (334) que les permitiría hacer cambios constitucionales a su antojo, pero con el voto del Verde lograrán aprobar el presupuesto y se generará el primer conflicto por el control de la Junta de Coordinación Política JUCOPO y el Control de la Mesa Directiva. Esto nos lleva a concluir que en la próxima reforma a la legislación electoral es necesario se pongan candados que impidan conformar mayorías artificiales. Los diputados de Morena no podrán faltar tanto a las sesiones como lo hacen actualmente, por aquello de que pierdan alguna votación por su ausencia, con el faltante de 29 no lograrían mayoría.

 Pero, ¿cuánto le va a costar al país comprar esos votos del Verde, además de los del PT? Es claro que no se unen por temas de ideología a por buscar el bien del país, un mercenario solo busca el beneficio económico y de seguro no se los va a retribuir Morena, entonces es lógico esperar que salga del presupuesto federal, y no creo que estemos hablando de cantidades pequeñas.

Ahora resulta que todos quieren y admiran a Olga Sánchez Cordero. Ricardo Monreal actuó con celeridad al anunciar el consenso para que dirija la mesa directiva y, con ello, desactivar un nuevo pleito dentro de los legisladores. No obstante, lo hizo antes del anuncio presidencial y, con ello, abrió un espacio de horas de especulaciones y rumores que no son los que, a la primera, le gusten a un gobierno que le encanta el caos controlado desde Palacio Nacional. Monreal juega con fuego en lo que parece un distanciamiento de AMLO, pero lo cierto es que acató instrucciones del inquilino del Palacio.

Suerte y astucia es lo que tuvo Marcelo Ebrard esta semana. Primero, el reporte filtrado sobre el accidente de la línea doce lo desmarca un poco y ensombrece a su más cercana competidora. A eso, hay que agregar la rápida acción para desalojar mujeres y periodistas de Afganistán con lo que ganó un respaldo peculiar -pero respaldo- de periódicos como el New York Times.

Se creía rey, pero el valor de Hugo López Gatell está en el peor desgaste de su historia como funcionario. Esto no tendría relevancia de no ser porque es la voz señalada para insistir en la seguridad de que los niños regresen a clases. No obstante, la disparidad entre los números presentados de forma diaria y el dicho del rockstar sobre la disminución de contagios lo aleja del valor y del futuro político. Sirvió para lo que sirvió y no sirvió para lo que no sirvió.

Valor de más, pero es el papel que tiene Claudia Sheinbaum, en el juego. Protegida y amaestrada, la jefa de gobierno repite y se acopla al papel que le crearon de Palacio Nacional para, así, llegar a la candidatura de 2024. Sin chistar, no se sale un centímetro del camino que su mentor le sugiere. Ya la placeó en San Cristóbal de las Casas Cuidado, en un país misógino, el filo de la navaja siempre será la peor ruta.

 Una carta de divertimento puede ser fatal si no se maneja bien la baraja. Ricardo Anaya surgió como un elemento extraño del mazo y, con videos y publicaciones publicadas de formas astutas, logró convencer a un sector de la población de ser un perseguido político del gobierno. Las palabras en la mañanera y los adjetivos proferidos hacia él no han ayudado de mucho para sustentar las acusaciones en su contra. Menos aún, lo endeble de las pruebas de una Fiscalía lista cumplir con las peticiones gubernamentales. Anaya puede ser impresentable, pero su argumentación en la última semana da brillos que deslumbran al presidente al grado de ponerlo a su nivel.

As bajo la manga. Hace un mes, un reportero de esos multiusos pagados desde la nómina gubernamental, lanzó una interrogante que parecía, en ese momento, fuera de lugar: ¿Iría el gobernador de Tabasco al gabinete de López Obrador? El presidente no lo negó. Al contrario: le abrió la puerta de par en par. Hoy, el mandatario tabasqueño sólo despachará en Bucareli porque cumple con una función, es amigo del dueño de la baraja. Aunque él declaró que será un interlocutor como debe ser todo un Secretario de Gobernación, con todas las voces del ámbito político, judicial, legislativo, que sea así incluyendo al clero, las cámaras empresariales, porque urge restaurar el dañado tejido social, Es apremiante un costurero que teja fino, que según se sabe, es un operador político Adán Augusto López Hernández. De esa forma se da en el gabinete de López Obrador el cambio de corcholatas.

Jugadas de la Vida.

Agustín de Hipona dedicó su vida a escribir sobre filosofía y teología, sus principales obras: “Confesiones” y “La ciudad de DIOS” quien acuñó el apotegma “Reza como si todo dependiera de Dios. Trabaja como si todo dependiera de ti”

Twitter: @ldojuanmanuel