Juan Martínez Ferra

Oaxaca. Personal de la Policía Estatal, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), efectuó este sábado un operativo especial en San Pedro y San Pablo Ayutla, Mixe, con la finalidad de resguardar el orden debido a una reunión de comuneros.

Y es que autoridades de dicha comunidad y de Tamazulapan del Espíritu Santo decidieron hoy de manera consensada y en paz, dividir a partes iguales el predio en disputa, donde se ubica un manantial que surte de agua a ambos pueblos y que ha sido motivo de disputa desde hace unos cuatro años.

Desde la semana pasada, las autoridades de ambos pueblos lograron el acuerdo y el pasado jueves lo ratificaron ante el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, en un acto efectuado en el palacio de gobierno, mismo que fue respaldado por el mandatario.

Por ello, este sábado concretaron en los hechos la disolución de la mancomunidad de los pueblos y realizar la división del terreno en conflicto, para lo cual contó con la presencia de funcionarios de la Secretaría General de Gobierno.

De la misma manera, con la presencia de la Policía Estatal, que dirige el comisionado Raúl Antonio Castillejos Solís. La asamblea de comuneros se llevó a cabo sin contratiempos y sólo hubo una pequeña protesta de unas 10 personas originarias de Ayutla.